El Consell sigue sin ejecutar las obras del postrasvase del Júcar

Medio Ambiente prometió hace dos años comenzar la inversión de 40 millones para completar la transferencia

J. S. VALENCIA.

El 2 de marzo de 2016 la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, se reunió con el presidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, Andrés Martínez. Como consecuencia de este encuentro se anunció la puesta en marcha de las obras de la margen izquierda del postrasvase con un presupuesto para 2016 de 3,7 millones de euros. Han pasado dos años y todavía no se han ejecutado ni un euro.

El proyecto consiste en construir una conducción que permita el enlace entre el embalse del Toscar y la desalinizadora de Mutxamel. El coste total de la actuación tiene un presupuesto total aproximado de unos 40 millones de euros.

Desde la Conselleria de Medio Ambiente han señalado que el expediente se ha encontrado con numerosos problemas durante la tramitación. En concreto, se refirieron a las dificultades que han tenido con la declaración de impacto medioambiental y a una modificación del proyecto que ahora, en lugar de ejecutarse en una fase se hará en tres diferentes.

Las mismas fuentes explicaron que las obras de la primera fase, que supone una inversión de 3,3 millones de euros, podrán comenzar en los próximos meses, ya que el expediente se encuentra en los servicios de contratación y a punto de salir a licitación.

La segunda y tercera fase de las obras tardarán más tiempo, ya que todavía no se ha redactado el proyecto. En este sentido, desde la Conselleria de Medio Ambiente explicaron que el segundo tramo supondrá una inversión de 15 millones de euros y permitirá la construcción de una tubería de 15 kilómetros de longitud. La tercera fase consistirá en la instalación de 37 kilómetros de conducción con una inversión de unos veinte millones.

El trasvase Júcar-Vinalopó, que supuso una inversión de 400 millones, se encuentra operativo desde hace casi seis años, aunque continúa prácticamente sin ser utilizado a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente y los usuarios lleguen a un acuerdo sobre temas de tanta importancia como el coste del agua trasvasada o las cantidades que se podrán transferir. Las fuentes consultadas apuntan a que pronto se pueden cerrar las negociaciones.

Mientras, sólo ha llegado al Vinalopó el 7,2% del caudal de agua inicialmente previsto. Desde 2012-2013 se han transferido 29,1 hectómetros cúbicos de agua. Según el diseño original del trasvase, en este periodo se tendrían que haber trasvasado 400 hectómetros cúbicos, lo que equivale a unos 50 al año.

Las obras del postravase del Júcar al Vinalopó correspondía ejecutarlas tanto a la Generalitat como al Gobierno central. Las de la margen derecha ya se encuentra finalizadas, mientras que ahora quedan pendientes las de la margen izquierda.

En cualquier caso, estas obras del postrasvase llevan una demora de varios años sobre las fechas inicialmente previstas en el proyecto, un retraso que no es achacable únicamente a esta administración, ya que el Partido Popular tampoco cumplió los deberes cuando estaba al frente de la Generalitat.

Fotos

Vídeos