El Consell se compromete a reconsiderar los puntos más conflictivos de la ley de l'Horta

Porción de la Huerta en Alboraya. Al fondo, Saplaya. / damián torres
Porción de la Huerta en Alboraya. Al fondo, Saplaya. / damián torres

El director general de Territorio y dirigentes del PSPV y Compromís abren un periodo de diálogo con AVA-Asaja y le garantizan su voluntad de negociar la normativa

Vicente Lladró
VICENTE LLADRÓValencia

El Consell se ha comprometido con la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) a replantear los puntos más conflictivos de la ley de l'Horta y abrir al respecto un periodo de diálogo y negociación, según anunciaron ayer fuentes de dicha organización agraria, remarcando que el Gobierno Valenciano ha movido ficha para buscar un amplio entendimiento en este polémico asunto.

A tal fin, directivos de AVA se han reunido en los últimos días con el director general de Territorio, Luis Ferrando, y con altos representantes de los dos partidos que conforman el actual Consell: Manuel Mata y Rafael Briet, por parte del PSPV-PSOE, y Fran Ferri de Compromís. Desde la formación agraria afirman que en dichas reuniones han percibido un nuevo clima de acercamiento y la «voluntad de renegociar la ley».

AVA ha presentado un nuevo pliego de alegaciones -en este caso al Plan de Acción Territorial (PAT)- con el convencimiento de que esta vez serán tenidas en cuenta. De las anteriores alegaciones que presentó -al proyecto de ley- no le aceptaron ninguna.

Los principales puntos de reclamación por parte de AVA a la normativa de protección de l'Horta son los siguientes:

Primero: «Necesidad prioritaria de que la redacción del Plan Agrario (a cargo de la Conselleria de Agricultura) se haga simultáneamente con la de un nuevo Plan de Acción Territorial; que ambos no se hagan de forma desligada, para que se proteja a la vez el paisaje y a los agricultores que lo hacen posible».

Segundo: «Dotación de un presupuesto claro y suficiente, con indicación de las acciones concretas a las que se destinará su aplicación».

Tercero: «Modificación o supresión total de los artículos más delicados y polémicos que se relacionan con la definición de suelo agrario infrautilizado y las posibles medidas para su gestión, sobre todo lo referido a eventuales expropiaciones». Se incluye también lo relacionado con expropiar enclaves abandonados al 50% de su valoración.

AVA puntualiza en este apartado que «ha de tenerse en cuenta que el abandono de campos tiene su causa en la desaparición de la rentabilidad de los cultivos», por lo que razona que no se puede penalizar encima a quienes sufren tales circunstancias, sino que se debe ayudar a superarlas.

Cuarto: «El futuro Ente Gestor de l'Horta ha de contar con una representación mayoritaria de agricultores, organizaciones y otras entidades agrarias, que no estén en minoría como se plantea hasta ahora.

Quinto: «Que no se pongan cortapisas para actuaciones de modernización de explotaciones agrarias, como invernaderos, secaderos de chufas, etc., y si se imponen en algunos casos, que se compense económicamente a los afectados».

Fotos

Vídeos