El Consell publica las vedas a última hora y permite la caza tras protestar los aficionados

RAFAEL LÓPEZ

valencia. La Conselleria de Medio Ambiente publicó ayer 'in extremis' la Orden General de Vedas tras un día de presiones por parte de la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana (FCCV). Después de la «enorme indignación» mostrada por la tardanza del documento que autoriza la temporada de caza que empieza mañana, la Generalitat terminó cediendo ante la presión de los cazadores e hizo pública una resolución que permitirá la caza del conejo con perros y sin armas, con un máximo de 8 canes por cazador y 15 en grupo.

Respecto a la demora en la autorización que posibilita la práctica de este deporte, fuentes de la Federación de Caza alegaron que «no puede ser que la Comunitat Valenciana siempre sea la última en regular esta cuestión». Los principales motivos del enfado manifestado por los cazadores se basan en el «retraso» y la «poca seriedad» que se ha demostrado desde la Conselleria.

De esta forma, la FCCV calificó el hecho como una «burla» a los cazadores, y una «humillación a su colectivo» si no hubieran podido iniciar mañana la temporada de caza. Según estas mismas fuentes, más de 60.000 ciudadanos de la Comunitat se hubieran visto afectados ante esta grave dejación».

Más licencias de caza

Además, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios advirtió del «colapso» que se está produciendo esta semana en el Prop 1 de Valencia, en el registro de entrada para tramitar solicitudes de licencias de pesca fluvial y caza, por «falta de empleados para atenderlos», que se triplicaron en el mes de julio.

El sindicato lamenta las «condiciones de estrés y ansiedad» de las dos trabajadoras que vieron como el pasado miércoles sufrieron un episodio de insultos y gritos en contra de la Administración.

Fotos

Vídeos