El Consell rectifica y vuelve a prohibir pruebas deportivas en el monte

Un ciclista practica mountain bike en un monte. / Thomas Schweighofer
Un ciclista practica mountain bike en un monte. / Thomas Schweighofer

Medio Ambiente afirma que con la actual normativa no puede autorizar carreras en espacios protegidos

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Se acerca el calor y vuelven las prohibiciones a pruebas deportivas en el monte valenciano. La Generalitat, a instancias de la Conselleria de Medio Ambiente, ha vetado la celebración de la Gegant de Pedra, una carrera de bicicletas de montaña prevista para el primer fin de semana de junio del parque natural del Penyagolosa.

Según explicó el director general de Medio Natural, Toni Marzo, la Gegant de Pedra 2018 no se podrá celebrar, ya que no se ajusta al Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Penyagolosa, un documento, recordó, que fue aprobado por el gobierno del PP en 2006 y que prohibe el paso de vehículos con o sin motor que discurra fuera de los caminos del parque natural.

Esta es la séptima edición de la prueba. Toni Marzo explicó que en años pasados se había podido celebrar porque la Dirección General de Tráfico (DGT) no había pedido el informe ambiental previsto en la legislación, «algo que sí ha hecho en esta ocasión».

La Conselleria de Medio Ambiente ha vuelto así a paralizar una prueba deportiva, pese a la intención expresada en varias ocasiones de flexibilizar la normativa. De hecho, Marzo indicó ayer que el PORN del Penyagolosa se encuentra en revisión y se pretende permitir en la nueva normativa el paso de bicicletas por determinadas sendas y caminos del parque. Marzo señaló que en estos momentos se está negociando con los organizadores la celebración de otras pruebas en este paraje, como la Marató i Mitja (MIM), en este caso una carrera a pie.

Manuel Mallol, uno de los organizadores de la Gegant de Pedra, explicó ayer que no entendían la posición de la Conselleria, ya que la prueba se ha celebrado otros años con el mismo recorrido sin que Medio Ambiente hubiera puesto objeciones. Explicó que el impacto directo de la prueba es de medio millón de euros y que siempre «se ha tenido un gran respeto por el medio ambiente». Indicó que todos los alcaldes de la zona, independientemente del partido al que pertenecen, han expresado su solidaridad con la marcha.

De hecho, la alcaldesa de Vistabella, Belén Bachero, también diputada autonómica de Compromís, resaltó que se va a reunir con el Consell para modificar la normativa y permitir estas pruebas.

La Conselleria de Medio Ambiente ha anunciado también en varias ocasiones que tiene la intención de modificar el decreto 8/2008 por el que se regula la circulación de vehículos por terrenos forestales y que ha permitido paralizar varias carreras. Fuentes de este departamento indican ahora que se trata de una competencia de Presidencia de la Generalitat al depender del desarrollo de la ley de Espectáculos públicos.

Ante esta situación, la portavoz de Medio Ambiente del PP, Elisa Díaz, denunció la «continua parálisis de la Conselleria de Medio Ambiente al vetar pruebas deportivas en espacios naturales sin causa justificada». «No hay ningún decreto a pesar de que prometieron que la normativa para pruebas deportivas en espacios naturales protegidos saldría el pasado otoño», criticó que la Comunitat tiene «un medio ambiente en 'stand by'».

Fotos

Vídeos