El Consell estudiará la viabilidad del acceso norte en el Plan de Movilidad

Obras Públicas también pedirá a Fomento que el proyecto de la V-21 reduzca el impacto en la huerta e incluya criterios de movilidad sostenible

I. DOMINGO

valencia. La Conselleria de Obras Públicas no renuncia al acceso norte al puerto de Valencia, en concreto, a la conexión entre la V-21 y el bulevar de Serrería, cuya primera fase -ramal de salida- ya está en parte en funcionamiento pues el ramal de entrada se proyectó pero no llegó a ejecutarse. La segunda fase del proyecto sería la construcción de un túnel inferior para el paso de camiones hacia el puerto.

Fuentes del departamento que dirige María José Salvador explicaron ayer que «la necesidad de estas obras» se estudiará en el Plan de Movilidad Metropolitana de Valencia, actualmente en redacción, para lo que se tendrá en cuenta la opinión del Ayuntamiento. En este sentido, las mismas fuentes lamentaron la confusión existente con la ejecución del nuevo acceso a Valencia por el norte, al que, a su juicio, se ha llamado «también e impropiamente» acceso norte al puerto.

Además, recordaron que los accesos a los puertos de interés general, como el caso de Valencia, son competencia del Ministerio de Fomento y, actualmente, «no consta ningún proyecto». Desde la conselleria se insistió en que el acceso a la infraestructura valenciana «no está vinculado al proyecto licitado de la V-21 y, por tanto, la renuncia o no a su realización no afecta a la mejora de la V-21».

Respecto al proyecto alternativo anunciado por el Consistorio, Obras Públicas remarcó que la Generalitat estará presente en la reunión pendiente con Fomento. La intención es solicitar al ministerio que la afección sobre la huerta sea la mínima posible y que se contemplen criterios de movilidad sostenible «porque esa es nuestra línea de gestión».

El proyecto de ampliación a un tercer carril de la V-21 está actualmente en licitación con un presupuesto de 28,9 millones. Se han presentado 29 empresas.

Fotos

Vídeos