El Consell deniega 17.000 peticiones de dependencia por incumplir los requisitos

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en una imagen de archivo. / EFE
La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en una imagen de archivo. / EFE

El 15% de los solicitantes no tiene derecho a las ayudas y la Generalitat promete que acabará con las listas de espera a finales de este año

D. GUINDO VALENCIA.

No todos los solicitantes de las ayudas previstas en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia tienen derecho a recibir alguna de las prestaciones que recoge la normativa y así lo reflejan las cifras. El Gobierno autonómico, desde que se aprobó la ley en 2006, ha denegado las ayudas -o lo que es lo mismo, ha dictaminado el grado 0- a unas 17.000 personas, aproximadamente el 15% de los solicitantes, por no cumplir con los requisitos que marca la normativa. «Tener una discapacidad no significa ser dependiente», resumió ayer la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra.

La vicepresidenta proporcionó estos datos en un encuentro en el que quiso hacer balance de las acciones de su departamento en relación a este ámbito, para resaltar el incremento en el número de valoradores (de 17 a 537), la cantidad de valencianos que ya perciben alguna de las prestaciones previstas en la ley, y que asciende a 66.731, o la reducción de la lista de espera hasta los 21.436 solicitantes a fecha 3 de mayo. También destacó que la previsión que maneja la conselleria es que a final de este año no exista ningún solicitante sin ayuda, eso sí, siempre que cumpla con los requisitos, por lo que, calculan, que al cierre del ejercicio habrá entre 80.000 y 90.000 dependientes dentro del sistema de protección. Además, añadió, la mayor parte de las personas que forman la lista de espera ya cuentan con la valoración, pero todavía no han comenzado a percibir la prestación -o prestaciones- que tienen reconocidas.

Al respecto, desde la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia de Valencia indicaron que «es muy importante el cambio de actitud y de resultados, pero no suficiente lo hecho hasta ahora», por lo que insistieron en la necesidad de seguir reduciendo las listas de espera o, como la bautizaron, «el limbo de la dependencia». En la actualidad, según indicó la propia Oltra, las personas que piden las ayudas de dependencia esperan, de media, un año y tres meses para percibirlas, aunque Oltra subrayó que estas esperas superaban los cuatro años en la anterior legislatura. Además, con el cambio de modelo impulsado -desde enero son los servicios sociales municipales los que llevan a cabo la mayoría de los trámites- se están dando casos de que solicitantes recientes tienen antes resuelta su situación que otros que ingresaron en la lista de espera con anterioridad.

Además, en la bolsa de solicitantes que todavía no han recibido las prestaciones existe un grupo, de algo más de 4.000 personas, que se encuentra en esta situación porque no ha aportado alguno de los documentos requeridos para comprobar si pueden o no ser beneficiarios de estas ayudas, que abarcan desde prestaciones económicas para financiar los cuidados en el ámbito familiar hasta plazas en centros de día, ocupacionales, residencias, ayuda a domicilio o asistentes personales.

Además, el problema de las listas de espera no es homogéneo en toda la Comunitat. Así, mientras que los municipios de menos de 10.000 habitantes no tienen ni un sólo solicitante sin la prestación aceptada (o denegada, en caso de no cumplir los requisitos), las grandes ciudades como Valencia son las que presentan las mayores dificultades para ponerse al día y prácticamente la mitad de los solicitantes todavía sigue a la espera de que se resuelva su situación.

Fotos

Vídeos