El Consell cambia por franquista el nombre de 26 grupos de viviendas

Grupo de viviendas Antonio Rueda, en el barrio de Tres Forques, en Valencia./Irene Marsilla
Grupo de viviendas Antonio Rueda, en el barrio de Tres Forques, en Valencia. / Irene Marsilla

La consellera de Obras Públicas, María José Salvador, explica que el objetivo es «destacar el trabajo y compromiso de mujeres históricas»

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

Hasta 26 grupos de vivienda pública en la Comunitat van a cambiar de nombre para, según ha explicado la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, «destacar el trabajo y compromiso de mujeres históricas». La denominación de estos grupos, que fueron transferidos por el Estado en 1984, se había mantenido sin modificaciones hasta la fecha, por lo que también se aprovechará el cambio para adaptarlo a la Ley de la Memoria Histórica, como ya hizo el Ayuntamiento de Valencia con la nomenclatura del callejero.

La propuesta de la Generalitat, que afecta a promociones de vivienda en las tres provincias, provocará que, por ejemplo, el grupo Antonio Rueda, ubicado junto a Tres Forques, pase a denominarse 8 de marzo; que las viviendas Vicente Mortes, o que Salas Pombo (próximo a la calle Menorca) cambie a Trabajadoras de la Seda; o que Ruiz Jarabo reciba la propuesta de Manuela Solís (la primera mujer matriculada en la Universitat de València en 1882).

Mujeres Sindicalistas, Trabajadoras de la Tierra, Ascensión Chirivella, Maestras Republicanas (en este caso, en Buñol) o Jane Jacobs (para el grupo Los Faroles de Alaquàs) son algunos de los nombres planteados por la conselleria de Obras Públicas para las nuevas denominaciones, en las que también se incluyen nomenclaturas como María Moliner (para el grupo Pilar Primo de Rivera en Sax) o Matilde Salvador (para la promoción inmobiliaria 14 de junio de Castellón).

Según María José Salvador, «el objetivo es hacer visible no sólo a mujeres ilustres como Matilde Salvador o Manuela Solís, entre otras, sino también el importante papel que la mujer ha desempeñado como colectivo al reconocer la labor de las trabajadoras del mar, del campo, de la seda o de las palmas así como las maestras republicanas, las mujeres sindicalistas o las sufragistas».

En el acto de entrega de los premios de Vivienda, Movilidad y Urbanismo con Perspectiva de Género, la consellera avanzó que estos 26 nombres son la primera fase del cambio de nomenclátor. «Pretendemos que todo el parque público tenga nombre femenino después de años en los que ha estado muy masculinizado. Es una cuestión de justicia, sobre todo, porque las mujeres también han escrito la historia y la deben protagonizar».

Fotos

Vídeos