El Consell aprueba la ley que el Jurídic cuestionó

R. V.

El Gobierno valenciano aprobó ayer la modificación de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP), una norma a la que el Consell Jurídic planteó diez objeciones «esenciales». La nueva ley ofrecerá la posibilidad de regularizar la situación irregular de algunas viviendas aisladas y dará alternativas e instrumentos para las «urbanizaciones fantasma».

La modificación afecta a cerca de cien artículos del texto legislativo. El nuevo texto garantiza, según el Consell, el control público de los crecimientos urbanísticos, fomentando los desarrollos en las áreas ya urbanizadas y evitando que los agentes urbanizadores puedan promover instrumentos de desarrollo que reclasifiquen nuevas piezas del territorio como suelo urbanizable.

También se pretende dar los instrumentos necesarios a los ayuntamientos para que den solución a situaciones existentes en el territorio, como consecuencia de actuaciones realizadas a lo largo del tiempo y que han tenido efectos perjudiciales desde un punto de vista territorial, paisajístico y ambiental. Así, se dan alternativas e instrumentos jurídicos a los municipios para que decidan cómo actuar frente aquellos suelos que iniciaron la gestión urbanística y no la han finalizado, las denominadas «urbanizaciones fantasma».

También se establecen medidas para dar solución al problema dejado por la falta de disciplina urbanística. La ley contempla la perspectiva de género e introduce una serie de modificaciones respecto de los estándares urbanísticos y aprovechamientos urbanísticos más adecuados para la regeneración, renovación y rehabilitación urbana.

Fotos

Vídeos