El Consell anuncia un plan contra accidentes tras 5 muertes de ciclistas

Puig, ayer, prueba una bici tras la reunión en el Palau de la Generalitat. / Manuel bruque/efe
Puig, ayer, prueba una bici tras la reunión en el Palau de la Generalitat. / Manuel bruque/efe

Una comisión trabajará un mes para concretar medidas con las que frenar la siniestralidad, como ampliar arcenes o mejorar señalización

ARTURO CHECA VALENCIA.

«No quiero dar sensación de improvisación ni de ocurrencias, nos hemos dado un mes de plazo para redactar un plan de choque». Sin la más mínima concreción de medidas, pero dispuesto a lograr el objetivo de «cero accidentes», el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció ayer la creación de una comisión que, en un plazo de 30 días, lanzará un plan de choque con el que frenar la siniestralidad que rodea en las últimas semanas a las bicicletas. Es la respuesta de la administración valenciana a la trágica oleada del último mes y medio, con cinco ciclistas muertos y seis heridos en las carreteras de la Comunitat.

El plan de choque sin medidas concretas fue el principal resultado de la cumbre en el Palau de la Generalitat entre miembros del Consell, Delegación del Gobierno, Jefatura Provincial de Tráfico, Diputaciones, la Agencia Valenciana de Emergencias y responsables de federaciones de ciclistas y triatletas.

Sobre la mesa se pusieron algunas medidas que deberán ser incluidas (o no) en el futuro dispositivo por los expertos. Entre ellos, la mejora de las carreteras y los arcenes, el aumento de la señalización o la creación de más carriles-bici en paralelo a las carreteras, como indicaron algunos asistentes a la cita.

«Sabemos que es muy difícil, pero es evidente que como mínimo tenemos que generar un escenario que facilite que el objetivo sea cero accidentes. Hay una cuestión que no podemos articular y es la responsabilidad individual de cada uno. Quien se droga o bebe, no debe conducir. Está alterando las reglas de convivencia», fue el inconcreto pero contundente mensaje de Puig.

18 tramos peligrosos

Fue la Diputación de Valencia la que más detalló lo que pueden ser las futuras medidas del plan de choque, aportando un estudio realizado esta misma semana en las carreteras de su demarcación (1.800 kilómetros en la provincia) en el que se han detectado «18 tramos peligrosos para los ciclistas», algo más de 300 kilómetros. Entre ellos, el tramo de la A-7 entre Massamagrell a Náquera, el trayecto Godella-Torres y la conexión Valencia-Náquera, por Moncada, según la Diputación.

La Diputación ya valora ampliar los arcenes en aquellas vías en las que sea posible, reducir la velocidad máxima permitida para los conductores en fin de semana y aumentar la señalización en los tramos con mayor circulación de bicicletas.

Puig subrayó la presencia en la Comunitat de 9.807 federados en ciclismo y otros 3.724 en triatlón. «Nuestro respeto a ellos y a los aficionados», destacó. El presidente de la Federación de Triatlón, Valeriano Moreno, aseveró que para él son una «pesadilla» los accidentes en carretera. «Un vehículo en malas manos y bajo el efecto de las drogas o el alcohol es un arma y hay que cortarlo desde las instituciones, la policía o la guardia civil», sostuvo en declaraciones a Europa Press. Desde la Coordinadora en defensa de la bici Conbici subrayaron que hay «mucho por hacer y el trabajo de otros países puede servirnos de ejemplo».

El presidente de la Federación de Ciclismo, Amadeo Olmos, subrayó su impresión «positiva» del encuentro, aunque se mostró cauto sobre el futuro plan de choque: «Ojalá que se ponga en marcha, pero es algo que necesita tiempo y sobre todo dinero». El propio Ximo Puig reconoció como «muy difícil» lograr el objetivo de cero accidentes con resultado mortal.

Más

Fotos

Vídeos