La concertada critica la ley de plurilingüismo y tilda los incentivos de «chantaje»

La Mesa por la Libertad rechaza beneficiar a los centros que elijan más valenciano y carga contra la falta de participación

J. B./EP

valencia. La Mesa por la Educación en Libertad, que engloba a gran parte de los representantes de la escuela concertada, criticó ayer que «una vez más» el Consell «da la espalda a la libertad de elección ya que no ha dejado participar a las familias en la selección del modelo lingüístico de los centros».

Así se expresó el portavoz Vicente Morro en relación a la nueva ley de plurilingüismo. A través de un comunicado señaló que «frente a otros temas donde la familia participa activamente, como en la elección o no de la jornada continua, en el caso del plurilingüismo no ocurre así, ocultando los verdaderos motivos bajo la excusa del criterio pedagógico, cuando la realidad es que no quieren que las familias decidan en lo que ha sido su talón de Aquiles en esta legislatura».

También criticó que la elección de una ley en lugar de un decreto para regular el modelo, como hasta ahora, busca «blindarlo ante las denuncias de las familias, los sindicatos u otras instituciones por pánico a volver a ver la norma suspendida por un tribunal». También defendió que «impone lo mismo que las anteriores propuestas, que para obtener más ayudas o apoyos hay que implantar más valenciano, pues en este caso se dan más ayudas para la formación a quién más valenciano implanta», destacó, antes de considerar «inaceptable que al final se chantajee a los centros si quieren tener formación para sus docentes».

Fotos

Vídeos