La Comunitat sigue sin las motos con minirradar prometidas por Tráfico

El ministro Zoido, durante la presentación de las motos con minirradar a finales de marzo. / ep
El ministro Zoido, durante la presentación de las motos con minirradar a finales de marzo. / ep

La DGT no destina a la región ninguno de los 60 vehículos especiales y prevé dotar a la Guardia Civil con cuatro pero sin fijar ninguna fecha

ARTURO CHECAValencia

«Como novedad, y haciéndolo coincidir con la primera operación salida de Semana Santa, que comenzará a las 15 horas del viernes 23 de marzo, el ministro ha presentado la puesta en marcha del nuevo modelo de vigilancia en carretera: la Patrulla Integral. Este nuevo concepto de vigilancia, pionero en Europa, está formado por motos de la Guardia Civil con medios portátiles para control de velocidad, pruebas de detección de alcohol y de drogas de manera autónoma con cinemómetros portátiles sin necesidad de apoyo de los Equipos de Atestados ni de los Equipos de control de velocidad». A bombo y platillo, con la presencia del propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, la Dirección General de Tráfico (DGT) presentaba hace sólo 15 días su 'niña bonita' en el control de las infracciones de tráfico: 60 motos equipadas con minirradares, el último grito en la lucha contra los conductores integrales.

Su puesta en marcha se fijó para Semana Santa, con 15 millones de desplazamientos, como se comprueba en la nota oficial de la DGT. Pero pasado casi el periodo vacacional, ni rastro de las 'súper motos' en la Comunitat Valenciana. Así lo confirmaron fuentes de la Guardia Civil a LAS PROVINCIAS, que constataron que las dotaciones de Tráfico de la región no han recibido ni uno sólo de estos vehículos especiales.

La intención de la DGT es que la Comunitat sea el destino de cuatro de estas motos con minirradar, una proporción exigua si se tiene en cuenta la cifra total de 60 y la notable cifra de vehículos que atraviesan las carreteras de una comunidad tan turística como la valenciana en un periodo vacacional.

AUGC denuncia que los nuevos radares no poseen el certificado de medición para hacer legales las multas

Falta de agentes

La realidad, más allá de los anuncios de Interior, ya ha levantado severas críticas de la Asociación Unificada de Guardias Civiles. «La última medida, totalmente inviable, tal y como se está apreciando, ha sido la creación de las Patrullas Integrales, una suerte de 'súper guardia civil en motocicleta'», lamenta la entidad. El sindicato confirma que la puesta en marcha de las motos en Semana Santa «no se ha cumplido, dato que nuestra organización, por responsabilidad, no ha hecho público antes. Se ha demostrado que la verdadera intención de estas patrullas era desviar la atención sobre la alarmante falta de agentes que hay patrullando en las carreteras, estimando que faltan un 16%, más de 1.600 agentes de Tráfico».

El problema no sólo existe en la Comunitat, sino que sería extensible a buena parte de España. «El 70% de las unidades no posee aún uno de los 60 Velolaser 1.0 comprados por la DGT y aquellas a las que se los han adjudicado están operando de manera manifiestamente irregular, ya que los citados radares no están en posesión de los certificados correspondientes expedidos por el Centro Español de Metrología, certificado básico para cualquier aparato de medición, que asegura la validez, coherencia y equivalencia internacional de las mediciones», añaden desde la AUGC.

Control en carreteras frecuentadas por los motoristas

La DGT vigilará durante todo el fin de semana las carreteras valencianas con mayor presencia de motoristas. Según anunció ayer Tráfico, se prevé incrementar el control tanto a pie de carretera como desde el aire, con los helicópteros de la DGT. Los usuarios de las motos están implicados en uno de cada cuatro accidentes con víctimas. Según los últimos datos, el número de fallecidos crece en las ciudades, pero baja un 5% en carretera.

Siniestralidad al alza

El sindicato califica la falta de despliegue de estas unidades especiales como «iniciativas en materia de seguridad vial que buscan edulcorar las negativas cifras luctuosas que siguen al alza». Y la estadística de siniestralidad sobre el asfalto es precisamente uno de los puntos negros en la Comunitat.

Con los datos actuales que posee la Dirección General de Tráfico, la cifra de muertos en la Comunitat la convierten en la tercera con más fallecidos: 31 en lo que va de año, sólo por detrás de Cataluña (51) y Andalucía (41). El número supone ocho víctimas mortales más que las contabilizadas durante el mismo periodo de 2017.

El frente polémico abierto por la AUGC y la falta de envío de la DGT de motos con minirradar a la Comunitat no es el único existente en la actualidad en la región. Aún sigue sin firmar el contrato de mantenimiento de las cámaras y paneles del Centro de Gestión de Tráfico de Levante para impedir los constantes apagones del sistema de vigilancia de carreteras, como ha venido denunciando LAS PROVINCIAS.

El contrato se licitó a finales de marzo, pero con los plazos, posibilidades de recurso y trámites pendientes, no será hasta verano cuando el nuevo contrato por un año esté en pleno vigor. Mientras, las cámaras siguen a medio gas, como se puede comprobar pulsando en la web de la DGT y observando sus imágenes en vivo, en muchas de las cuales aparece la leyenda de 'fuera de servicio'.

Más

Fotos

Vídeos