La Comunitat, a ocho grados bajo cero

Vista de las montañas que circundan Valencia cubiertas por la nieve. / jesús signes
Vista de las montañas que circundan Valencia cubiertas por la nieve. / jesús signes

Los termómetros continuarán hoy con valores negativos, mientras el viento disminuirá la sensación térmica

R. V.

Las lluvias y la nieve han dado paso a un intenso frío. Si la semana empezó con fuertes nevadas que afectaron al interior de la Comunitat, todo apunta a que terminará con valores negativos en localidades muy cercanas al litoral.

El termómetro dejó anoche valores mínimos bajo cero en puntos de las tres provincias. Es en el interior de Castellón donde, ayudado por las fuertes rachas de viento del norte, el frío ha helado los termómetros en Vilafranca (-8,3 grados) y Fredes (-6,2). Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, otros valores destacados de esta madrugada han sido los -5,3 grados de Castellfort, los -4,6 de Morella, los -4,2 de Utiel y Ademuz, los -3,3 de Pinoso y los -1,7 de Llíria.

Todos estos valores se registraron en puntos del interior de la Comunitat, pero en las inmediaciones del litoral también se registraron temperaturas plenamente invernales. En el aeropuerto de Manises el termómetro cayó hasta los -1,5º, mientras que en la capital la mínima se situó en los 2,8º. En Alicante la caída se quedó en los 3'5º frente a los 2'2º que se contabilizaron en la capital castellonense.

Las previsiones de Aemet para hoy señalan que continuará el frío con temperaturas que se mantendrán en valores tan bajos como los de ayer. Morella puede alcanzar los ocho grados bajo cero, mientras que en puntos del litoral se estará en registros positivos, pero cercanos a los 0º.

De hecho, un total de 38 provincias tendrán hoy activados avisos de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por nevadas, bajas temperaturas mínimas, viento o fenómenos costeros.

Las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología señalan que mañana sábado se puede producir un ligero ascenso de las mínimas que se consolidará a partir del domingo. Aunque las previsiones a corto plazo apuntan a que el frío se mantendrá durante la primera quincena de febrero.

Por otro lado, la situación siguió normalizándose ayer en el norte de Castellón tras el caos sembrado por la nieve durante la primera mitad de la semana. Al cierre de esta edición tan sólo permanecía una carretera cerrada en la Comunitat, la CV-167 entre Benasal y Vilafranca del Cid. Aún así se necesitaba circular con precaución en numerosas vías de la Comunitat, especialmente por el interior de las provincias de Castellón y Valencia.

El temporal siguió azotando la península ibérica. La formación de placas de hielo por las bajas temperaturas y la persistencia de la nieve sobre la calzada impidieron ayer asistir a sus centros educativos a unos 7.500 alumnos en toda España, la mayoría en Cataluña, donde 4.350 se vieron afectados por el cierre 14 escuelas de ocho poblaciones.

Según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico, unos 1.100 kilómetros de 191 carreteras secundarias de la península tenían ayer algún tipo de restricción por efectos del temporal, con 49 vías intransitables y 55 con uso obligatorio de cadenas.

Por otra parte, el transporte ferroviario entre Asturias y León continuó ayer interrumpido por cuarto día consecutivo por acumulación de nieve en las vías, así como la línea C-9 de Cercanías de Madrid.

Fotos

Vídeos