La Comunitat espera un otoño con lluvias por encima de lo normal

La Comunitat espera un otoño con lluvias por encima de lo normal

El año hidrológico que concluye está entre los más húmedos de la historia, pero con bajo aporte de agua en las cabeceras de los ríos

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Con el otoño y la época de lluvias a la vuelta de la esquina, los valencianos vuelven a mirar al cielo. ¿Llegarán las temidas gotas frías? Los primeros pronósticos augurán que no a corto plazo, aunque sí hay riesgo en los meses de noviembre y diciembre. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) avanzó ayer que existe posibilidad de lluvias «por encima del promedio histórico» en este periodo.

Así lo expuso ayer el delegado de AEMET en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo, tras la presentación de datos del año hidrológico y el verano que toca a su fin. «Si bien octubre se prevé relativamente seco, noviembre y diciembre podrían ser meses con registros de lluvia superiores a lo normal», pronosticó. «El riesgo de gota fría, como fenómeno asociado a lluvias torrenciales, existe todos los años», destacó.

Si se cumplen los pronósticos, las lluvias más intensas van a llegar a finales de año y no al principio del otoño, tal y como sucedió con el diciembre pasado, uno de los más lluviosos de la historia. En cuanto al termómetro, se prevé que la estación esté acompañada de temperaturas más cálidas de lo habitual.

El año hidrológico, que transcurre entre el 1 de octubre y el 30 de septiembre, presenta un carácter muy húmedo en la Comunitat. De hecho, es el más lluvioso en siete años y el octavo con más precipitaciones desde los primeros registros, que datan de 1950. El comportamiento de las lluvias en este periodo marca la tendencia propia del cambio climático: la de los vaivenes y contrastes. El pasado año hidrológico 2015-2016 y el de 2013-2014 fueron extremadamente secos. Los más secos de la serie.

Precipitación media

La precipitación media desde el pasado octubre en la Comunitat es de 650 litros por metro cuadrado, un 28% por encima del promedio histórico. La causa principal de ese carácter muy húmedo del actual año hidrológico «fueron los temporales invernales», destacan desde la agencia estatal, con las históricas precipitaciones de diciembre y enero.

Sin embargo, no todo el territorio presenta ese plus pluviométrico. La mitad norte de la provincia de Castellón ha registrado menos lluvias de las que corresponden a un año normal. Es el Baix Maestrat, con un déficit medio comarcal del 17%, la comarca que más déficit presenta. En el extremo opuesto están las zonas de la Marina Baixa y l'Alacantí, regadas en los últimos meses con un 75% más de precipitaciones.

¿Efectos sobre la sequía? Pocos. Si bien los montes de la región han ganado humedad en general, algo importante ante los incendios forestales, los embalses no se han llenado. Al menos, de manera significativa.

A principios de octubre pasado, los de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) acumulaban 875 hectómetros cúbicos y estaban al 26% de su capacidad. La medición del pasado 11 de septiembre demuestra que el aporte de agua se reduce a unos 30 hectómetros para situarse al 27%. Según desgranó Tamayo, en las cabeceras de nuestros ríos «ha llovido aproximadamente entre la mitad y tres cuartas partes de lo normal».

Más

Fotos

Vídeos