Colegios y hospitales públicos, sin parkings subterráneos

P. M.

valencia. La Conselleria de Obras Públicas ha aprobado de manera definitiva la normativa que regulará la construcción de aparcamientos subterráneos en terrenos de dominio público. Los cambios principales respecto al documento presentado por el Consistorio pasan por la prohibición de este tipo de infraestructuras en espacios donde se sitúen colegios y hospitales de titularidad pública. Fuentes cercanas a la delegación de Desarrollo Urbano señalaron que se trata así de «evitar servidumbres» en este tipo de parcelas de servicios públicos.

La modificación de las normas se hizo para flexibilizar un sector, el de los aparcamientos en concesión, en crisis desde hace años debido a las reticencias de los vecinos a adquirir una plaza por una serie de años, en lugar de su propiedad. Por este motivo, otra de las novedades de la normativa es que las plazas podrán venderse, tras la declaración del espacio como un bien de naturaleza patrimonial. De este modo se quiere animar a los residentes para la adquisición de aparcamientos.

A lo largo de todo el proceso no se han presentado alegaciones, con un trámite iniciado en marzo de 2016 con la consulta pública para la reforma del planeamiento. La normativa sí permite la construcción de aparcamientos en otros solares de servicios públicos. «Se permite el uso de aparcamiento privado e instalaciones anexas en el subsuelo de las parcelas de titularidad pública calificadas por el planeamiento como dotacional público -viario, zonas verdes y equipamientos- siempre y cuando su implantación no provoque una merma sustancial de la calidad y funcionalidad de la correspondiente dotación pública», se indica en el texto definitivo, donde la excepción serán los colegios y hospitales públicos.

Fotos

Vídeos