El Colegio La Purísima de Valencia buscará el aval para mantener el concierto de bachillerato concedido cautelarmente

Manifestación en defensa de la educación concertada.
Manifestación en defensa de la educación concertada. / Manuel Molines

El centro asegura que ha recibido cerca de 100 solicitudes de matrícula

EUROPA PRESSValencia

El Colegio La Purísima de Valencia --uno de los dos centros a los que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha otorgado de forma cautelar el concierto en bachillerato-- asegura que buscará el aval para poder mantener el concierto en esa etapa.

El centro afirma, a través de un comunicado, que, "a pesar de disponer de 70 plazas, ha recibido cerca de 100 solicitudes de matrícula" y manifiesta que "buscará el aval para mantener el concierto en bachillerato y atender las solicitudes de los alumnos que han optado por su centro".

La decisión acordada por el equipo directivo, tras mantener este jueves una reunión, estar dispuesto "a todo por mantener el concierto de bachillerato en nuestro centro por el bien de los alumnos".

"La Purísima Franciscanas --prosiguen-- ha sido uno de los más afectados por el recorte de conciertos educativos del conseller Marzà y el centro ha decidido realizar todos los esfuerzos necesarios para atender las solicitudes presentadas por decenas de alumnos de Tres Forques, el barrio con menor renta de la ciudad, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística".

La decisión del TSJCV de acordar medidas cautelares que obligan a la administración a otorgar el concierto educativo a este colegio, mientras se tramita y resuelve el recurso contencioso-administrativo, impone, a su vez, la prestación de una fianza por parte del centro que cubra los costes que esta etapa educativa pueda generar durante dos años y que, según ha informado la Conselleria de Educación asciende a unos 539.000 euros.

"A pesar de ser un tremendo esfuerzo económico, el equipo directivo ha acordado buscar los medios necesarios que permitan presentar esa fianza con el fin de que los alumnos que han mostrado su deseo de cursar bachillerato en el centro, puedan realizarlo en régimen de concierto ya que a la mayoría de las familias de este barrio les resulta imposible costear el importe de una enseñanza privada", señalan desde el colegio.

"Durante el pasado periodo de solicitud de matrícula más de 100 familias optaron por el modelo educativo que ofrece este centro pero, hasta el momento, sigue siendo una incógnita dónde se matricularán estos alumnos", añaden.

En opinión de los responsables de este colegio, "la resolución tomada por el TSJCV reabre el conflicto entre la administración y los centros concertados" y recuerdan que el auto del TSJCV remarca que hay que tener en cuenta "que el interés general al que se refiere la Ley Jurisdiccional no puede ser simple y llanamente el de la Administración, sino el de la ciudadanía y, preferentemente, la ligada por razones escolares, la comunidad docente, a quien sirve con objetividad y eficacia".

Fotos

Vídeos