Cien habitantes menos cada semana en la Comunitat

La baja natalidad y la escasa inmigración reducen la población

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Entre los pocos que nacen, los muchos que se mueren, los que han dejado de llegar y los que se marchan a otro lado, cada vez hay menos personas en la Comunitat Valenciana. Es el paisaje que se dibuja con los últimos datos de población difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Cifra en casi 3.000 la reducción de habitantes en nuestra región en el primer semestre del año. Cien menos cada semana.

Para comprender la situación en el tiempo viajamos, en primer lugar, a los años 70. A principios de la década de la democracia éramos poco más de tres millones en la región. Como efecto del 'baby boom' español, se produjo un lento ascenso de población hasta superar los cuatro millones de habitantes en el cambio del milenio. Ahí, además, se sumó la gran oleada de inmigración y el ascenso de habitantes fue aún más pronunciado. En 2011 y 2012 tocamos techo, superando los cinco millones de habitantes. Y desde entonces, tobogán de caída. Si bien no es un descenso en picado, la región ha perdido 77.300 habitantes desde aquel récord poblacional y en junio, éramos 4.932.302.

A diferencia de la tendencia en la Comunitat, España ha ganado 21.000 habitantes en el primer semestre del año. Estamos entre las doce autonomías del país que pierde gentes, la que más Castilla y León. Por contra, asciende la población en Baleares, Madrid, Canarias, Cataluña, Navarra y Murcia.

Si nos fijamos en la nacionalidad, la paleta de habitantes de la región queda compuesta por 4,2 millones de españoles, que por primera vez caen en número después de años de crecimiento ininterrumpido.

Menos europeos

Los procedentes de países de la Unión Europea son algo más de 328.000. Caen en picado y son 71.000 menos que hace media década en la región. Con el paso de los años, están llegando a la Comunitat más personas del resto del continente que no pertenecen a la UE y hoy son casi 59.500.

El siguiente bloque es el de africanos asentados en la Comunitat. Hoy son algo más de 106.000, mayoritariamente marroquíes y argelinos. Su número cayó en picado tras la crisis económica, pero ya repuntan desde mediados del año pasado. Lo mismo sucede con los de procedencia sudamericana, cuya comunidad en la región vuelve a crecer tras hundirse por la recesión.

El éxodo de valencianos al extranjero cobra fuerza. Fueron 4.500 emigrantes en el primer semestre

Mientras, el flujo de asiáticos que se asientan en la región no hace más que aumentar desde el cambio de milenio. De manera estable y continua hasta alcanzar los 42.200 habitantes, la inmensa mayoría de origen china. Por último, el otro bloque significativo es el de centroamericanos, con 13.200 habitantes establecidos en nuestra región. Su población va en alza desde mediados de 2015.

Si nos fijamos en los movimientos migratorios respecto al extranjero, el último dato de la Comunitat arroja un saldo positivo, pero casi insignificante. Sólo hay 330 más inmigrantes que emigrantes en el primer semestre del año. Es un descenso muy importante respecto al año pasado, que acabó con un saldo migratorio positivo de más de 5.600 emigrantes.

En el primer semestre del año han aterrizado en la Comunitat 28.800 personas procedentes del extranjero. La mayoría, unas 11.000, procedía de la Unión Europea y entre esos inmigrantes había 3.000 españoles de vuelta. Ahora analizamos las salidas: emigraron 28.530 personas de la región, entre ellos 4.500 españoles en busca de un futuro fuera de nuestras fronteras. El éxodo repunta respecto al año pasado.

Fotos

Vídeos