Cercanías incorpora a 30 maquinistas para atajar las supresiones de trenes

Renfe anuncia la medida tras un repunte en las bajas médicas, que han provocado más de un centenar de anulaciones de convoyes desde mayo

ISABEL DOMINGO VALENCIA.

Cuando el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, pise hoy la estación del Norte para firmar unos convenios con la Autoridad Portuaria de Valencia, lo hará con seis supresiones de trenes de Cercanías en la hoja de servicios de la jornada, ya que son las cancelaciones que Renfe comunicó para avisar a los primeros viajeros de la mañana.

Para atajar esta situación, que se prolonga desde hace meses, la operadora ferroviaria anunció ayer la incorporación de 30 nuevos maquinistas a la plantilla. Así, dentro del proceso de contratación de nuevo personal, siete han adelantado su llegada «con carácter de urgencia» y otros 23 comenzarán a prestar servicio en julio ya que proceden de un plan de empleo de ámbito nacional, integrado por 210 personas, y están terminando ahora su formación y habilitación, según detalló el director de Servicio Público-Viajeros de Renfe, Manuel Pedrosa, que se desplazó a Valencia para explicar 'in situ' en la estación del Norte las medidas adoptadas por la compañía.

«Vamos a incorporar a todos los trabajadores que sean necesarios para garantizar y normalizar el servicio», resaltó Pedrosa, quien pidió disculpas a los viajeros afectados por las cancelaciones «puntuales» en Cercanías, que cifró en el 2-3% de la oferta diaria, integrada por unas 360 circulaciones en el núcleo de Valencia.

Actualmente hay 29 conductores de baja, unos seis más de media que el mes pasadoLa compañía afirma que las contrataciones permitirán «garantizar y normalizar el servicio»

El anuncio llega tras una semana problemática en este servicio ferroviario, ya que se han registrado alrededor de medio centenar de supresiones de trenes, incluso 15 en un mismo día, según reconoció el directivo de Renfe. Un «repunte» atribuido a «una serie de circunstancias que han coincidido en el tiempo», como el aumento de las bajas medidas de los conductores por enfermedad común y las relacionadas con la declaración de maquinista no apto, una figura incluida en la normativa laboral de Renfe por la que se aparta temporalmente del servicio a aquellas personas que no pueden ponerse al frente de un convoy por razones de los reconocimientos psicofísicos que se realizan.

A las bajas laborales se suman las llamadas desvinculaciones de maquinistas, término que emplea la compañía para referirse a las jubilaciones voluntarias. En el caso de Valencia ha previstas unas 25 este año para una plantilla de conductores integrada actualmente por 186 personas. Sobre este aspecto, los sindicatos han denunciado en varias ocasiones que la tasa de reposición no se cubre y que las carencias de personal se dan en todos los servicios de Renfe y en toda España, como ha ocurrido esta semana en la línea entre Málaga y Fuengirola.

Manuel Pedrosa explicó que actualmente hay 29 personas de baja, unas seis más de media que el pasado mayo «y eso se nota», remarcó. Así, a pesar de haber incorporado a siete nuevos maquinistas, la afección al servicio ferroviario de Cercanías ha sido mayor que otros meses. No obstante, el representante de Renfe resaltó que «no es lo habitual» dado que el colectivo no se caracteriza por su absentismo.

Plantilla suficiente

De hecho, preguntado por las críticas del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) sobre los ajustes en la plantilla, Pedrosa aseguró que el número de maquinistas «es suficiente» en relación con la oferta de Cercanías y los bajos niveles de absentismo laboral.

También explicó que cada vez que se produce una cancelación se acomoda a los viajeros en el siguiente tren, con salida a los quince minutos sobre el horario del anterior. «En algún caso esporádico se ha ayudado con algún autobús», añadió el representante de Renfe, en referencia al transporte alternativo por carretera que se ha habilitado en alguna ocasión para cubrir la anulación de trenes matinales de la C-3 entre Utiel y Buñol.

Pedrosa insistió en que los pasajeros están informados en todo momento a través de la megafonía y los teleindicadores de la estación del Norte, así como a través de la página web, la cuenta de Twitter y la app de Cercanías Valencia. De hecho, en la red social, y desde hace unos días, se avisa a los viajeros de las cancelaciones de servicios que se producirán al día siguiente.

Más

Fotos

Vídeos