El centro de la Malvarrosa y un local alquilado como alternativas

L. G. VALENCIA.

Las iniciativas para el Hospital Clínico anunciadas en los últimos meses, mientras sigue pendiente la ampliación, se han revelado como reconocimiento por las autoridades de la necesidad de ganar espacio para afrontar las limitaciones que ofrece el centro sanitario de la avenida Blasco Ibáñez.

El pasado enero la dirección del Clínico anunció a los trabajadores la decisión de alquilar un local, próximo al hospital. Una vez acondicionado ese inmueble, se trasladarán allí servicios que ahora se encuentran en el sótano del hospital: gestión de personal, contabilidad y suministros, entre otros. De esta manera quedará libre un espacio donde se prevé instalar los laboratorios dejando libre la zona que ocupan estos para reconvertirla en una planta de hospitalización. Por el momento, como confirmaron fuentes sindicales de UGT, no se ha tenido noticia de que la operación que desencadenará estas actuaciones esté cerrada.

Sólo un mes después de dar a conocer esta alternativa, en febrero, se anunció la segunda: ampliar la actividad asistencial en el Hospital de la Malvarrosa con la puesta en marcha de una unidad de salud mental infantil y varios servicios de especialidades entre los que se incluirán urología, maxilofacial y oftalmología.

El proyecto para adquirir la antigua Escuela de Agrícolas empezó a fraguarse en 2002 Los representantes de UGT apuestan por acometer una «revisión general» del edificio sanitario

Las actuaciones previstas para el centro sanitario de la playa, que comportarán obras, permitirán ganar más de mil metros cuadrados en un edificio que dispone de espacio sin utilizar. Los gestores del departamento de salud comunicaron en su momento que el proyecto es una intervención programada para este año, pero no concretaron la fecha. La extensión de servicios incluirá algunas cirugías ambulatorias.

Fotos

Vídeos