Un centenar de aspirantes, fuera de la oposición a Policía Local

Un centenar de aspirantes, fuera de la oposición a Policía Local

El Ayuntamiento publica el listado de admitidos antes de aprobar el calendario de pruebas para las 30 plazas que se ofrecen este año

P. M. VALENCIA.

Un total de 136 aspirantes a las 30 plazas de agentes de la Policía Local han sido descartados en el listado provisional publicado esta semana por el Ayuntamiento, la tarea previa a las primeras pruebas de unas oposiciones pertenecientes a la oferta de 2016. Debido a que en el Cuerpo no se celebraban incorporaciones de este tipo desde hace un lustro, el listado inicial estaba formado por 1.551 personas, que ahora deberán pasar una serie de exámenes.

El Ayuntamiento no ha publicado todavía el calendario, lo que ha recibido las críticas de los sindicatos. La Policía Local es sin duda el servicio municipal que sufre más por los recortes de personal de los últimos años, con consecuencias como que en la policía de barrio ya no cubre todos los barrios con un agente por zona, por lo que en ocasiones deben agruparlos en las patrullas. En cuanto a las causas de exclusión, se indica la falta de acreditación, de certificados del Servef, documentación o la falta de la firma de la declaración personal, entre otras circunstancias.

El Consistorio ha aprobado 40 plazas en la oferta de empleo público del pasado ejercicio para la Policía Local, con la novedad de que una docena de puestos estarán reservados a mujeres, en lo que supone una medida pionera para lograr la paridad laboral con los hombres. No obstante, el plazo de presentación de instancias no se ha abierto.

Los 30 nuevos policías que se incorporen al Cuerpo llegarán como pronto a principios de 2019, por lo que la situación precaria de la plantilla se agravará los próximos meses, conforme se avance en la aprobación de la segunda actividad este ejercicio, cuando los agentes ya no pueden patrullar.

Otra cuestión de fondo ha sido la reorganización de la Policía Local, con la aprobación de otra Unidad de Distrito, que entre otras zonas patrulla por el viejo cauce, así como la UCOS, dedicada a servicios nocturnos para intentar reducir las quejas por ruidos y botellón. El reverso se encuentra en la desaparición de la Unidad GOE, especializada entre otros asuntos en el control de la venta ambulante en los mercadillos y las zonas turísticas, algo que ahora se lleva desde las unidades de distrito. Los grupos del PP y Ciudadanos han criticado este hecho, que ha coincidido con un aumento de las quejas de los comerciantes por los manteros, también en la zona de la playa de la Malvarrosa.

Fotos

Vídeos