Las carreteras registran un mínimo histórico de muertos a pesar del trágico fin de año

Las carreteras registran un mínimo histórico de muertos a pesar del trágico fin de año

Tres fallecidos durante la Nochevieja no impiden que la región tenga la cifra más baja de víctimas sobre el asfalto frente al incremento en España

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

La Comunitat vivió el día de Nochevieja una jornada trágica en las carreteras. Tres personas perdieron la vida y otras cuatro resultaron heridas, entre ellas dos niños, en accidentes de tráfico en Vinaròs y Elche. Sin embargo, una lectura comparativa con 2017 marca una buena noticia: un descenso del número de víctimas mortales en las carreteras de nuestra región que supone un registro histórico.

Según los datos provisionales de la Dirección General de Tráfico, 99 personas perdieron la vida durante el año pasado en la Comunitat frente a los 131 fallecidos de 2017. Es una significativa reducción del 25% que deja el número de víctimas, por primera vez, por debajo del centenar. Si echamos la vista más atrás en el tiempo, comprobamos la magnitud del descenso. En un año como 2007, hace justo una década, fallecieron casi 300 personas en el asfalto.

Si lo comparamos con lo que está sucediendo en España, la conclusión es igualmente esperanzadora. La Comunitat fue, junto con Galicia, la región que marca el mayor descenso de siniestralidad en España. Y ocurre en un contexto de aumento de muertos en carretera a nivel nacional. Según los datos más recientes de la DGT, correspondientes al pasado 19 de diciembre, los muertos en carretera estaban creciendo un 4% a nivel nacional. Y aumentan por segundo año consecutivo.

En la foto fija a nivel nacional, y en términos absolutos, es Andalucía la región con más muertes: 196 a mediados del pasado mes. En esas fechas, Cataluña acumulaba 163 víctimas mortales, 122 Castilla y León y 110 Castilla-La Mancha. Ya en cuarto lugar aparece la Comunitat Valenciana.

En cualquier caso, el adiós a 2017 fue especialmente doloroso en Vinaròs. Pasaban pocos minutos de las tres de la mañana cuando un coche en el que viajaba una familia se vio implicado en un grave choque con un camión. Fue en la peligrosa N-340, en el kilómetro 1.055.

Una pareja que viajaba en los asientos delanteros del turismo perdió la vida: un hombre de 47 años y una mujer de 42. En la parte de atrás del vehículo viajaban otro hombre de 39 años y una niña de 10 que sufrieron lesiones graves. Otro menor de 14 años padeció heridas leves, según Tráfico.

Cuando los bomberos del Consorcio Provincial de Castellón llegaron al lugar, la pareja estaba atrapada en el interior del vehículo, ya sin vida, y los otros tres ocupantes, en el exterior. Allí fueron auxiliados por personal sanitario de urgencias. El hombre de 39 años presentaba múltiples traumatismos y fue evacuado al Hospital de Vinaròs, donde fue intervenido quirúrgicamente. Similares lesiones presentaba el adolescente de 14 años, trasladado al mismo centro sanitario. La niña de 10 años fue evacuada al hospital castellonense, pero presentaba lesiones internas en el abdomen y los médicos estimaron adecuado llevarla al Hospital La Fe de Valencia.

Fuga de combustible

En el camión que se vio implicado en el siniestro viajaban dos personas, según Tráfico, el conductor de 55 años y un acompañante de 46, ambos ilesos. Los bomberos, desplazados desde el parque del Baix Maestrat, neutralizaron con espuma una fuga de combustible del transporte que quedó derramado en la carretera. También trabajaron hasta las seis de la mañana en la limpieza de la calzada y en la retirada de los dos vehículos implicados en el brutal choque.

Poco después, sobre las siete de la mañana, la tragedia sobrevino en Elche. Allí, en la autovía A-7, un joven de 20 años perdió la vida y otro de 33 sufrió lesiones al salirse su vehículo de la carretera. Además, uno de los bomberos que intervino en el rescate del joven fallecido sufrió lesiones. El hombre, de 47 años, presentaba una herida abierta en la cara y fue evacuado al Hospital del Vinalopó.

Además, hubo otros accidentes de circulación en el día de Nochevieja, aunque no hubo que lamentar víctimas. Uno de los más destacados fue el vuelco de un camión articulado cargado de hortalizas en la A-7 a su paso por Ribarroja. Fue a las 5.30 horas, en el kilómetro 336 del 'bypass' en sentido hacia Barcelona. El siniestro obligó a cortes intermitentes de la circulación en ambos sentidos y movilizó a equipos de bomberos de l'Eliana y Paterna. En la mañana del último día del año, otro coche volcó en la carretera CV-605, entre los términos municipales de Cullera y Tavernes de la Valldigna. Intervinieron bomberos del Consorcio de Valencia.

Más

Fotos

Vídeos