Capitanía abre al público el triple de días de lo que exige la Ley de Patrimonio

La sede del Convento de Santo Domingo es la que tiene más fechas de visita de los 15 edificios similares que hay en España

ARTURO CHECA VALENCIA.

«Para hacer posible el adecuado conocimiento y difusión pública de los bienes del patrimonio cultural valenciano, los propietarios de bienes inmuebles declarados de interés cultural deberán facilitar la visita pública de éstos, al menos, durante cuatro días al mes, en días y horario predeterminados, que se harán públicos con la difusión adecuada tanto en medios de comunicación como en centros de información turística y cultural». El artículo 32 de la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano, la norma autonómica por la que se rigen los modos de uso de monumentos, edificios históricos o sedes con valor cultural en manos privadas o particulares, fija la cifra mínima de aperturas al público que deben llevar a cabo estos inmuebles emblemáticos. Y el Convento de Santo Domingo, el edificio de Capitanía de Valencia en el ojo del huracán tras aprobar Les Corts instar al Gobierno a expulsar al Ejército, cumple más que sobradamente el mínimo legal.

Con tres días a la semana en que Capitanía se abre al público, el edificio sede del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD) ya triplica la cota mínima fijada en la Ley de Patrimonio, pues sería visitable unos 12 días al mes. Como explican desde la institución, dos veces por semana se programan visitas guiadas de una hora, de manera individual o en grupos de no más de 30 personas con cita previa. Todos los jueves, de 11.30 a 13 horas, abre al público, con entrada libre y sin cita previa, la Capilla de los Reyes. Y a ello, que ya cumple la Ley de Patrimonio, hay que añadirle dos fines de semana de puertas abiertas anuales.

Las cifras vacían de contenido uno de los argumentos esgrimidos en la Proposición No de Ley (PNL) impulsada por Compromís y a la que Les Corts ha dado luz verde: «Que se dé a conocer a la ciudadanía como uno de los bienes más importantes del patrimonio valenciano y se garantice el acceso al público». Las más de 23.000 personas que el año pasado visitaron el Convento de Santo Domingo, uno de los monumentos con mayores cifras de la ciudad, es otro argumento en favor de su carácter abierto. A pesar de ello, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, pidió ayer que se llegue a un acuerdo para que el edificio ««se pueda visitar y utilizar como el resto del patrimonio».

«El ministerio no tiene ninguna valoración que hacer», fue la respuesta desde Defensa

Otros conventos

Hay otro dato que confirma el carácter accesible a la ciudadanía del histórico escenario de Santo Domingo. De la quincena de edificios militares de estas características que existen en España, el de Capitanía es el que tiene un mayor número de fechas de apertura al público, tal y como ha comprobado LAS PROVINCIAS repasando la ruta de estas sedes en todo el territorio nacional y sus horarios de visita.

Visita al Convento de San Francisco, Capitanía de Granada.
Visita al Convento de San Francisco, Capitanía de Granada. / R. A.

Dos de estos edificios tienen incluso un pasado muy similar al del valenciano, al tratarse de sendos conventos. Así ocurre por ejemplo con la Capitanía de Barcelona, sede de la Inspección General del Ejército y ubicado en un antiguo convento de la orden Mercedaria. Fue también tras la desamortización de Mendizabal cuando pasó a manos del Ejército en 1835 e igualmente ha sido cuestionado desde ámbitos políticos nacionalistas en Cataluña. En lo que no se parecen la sede de Valencia y la de Barcelona es en sus días de apertura. El edificio de la ciudad condal no abre semanalmente, sólo en jornadas de puertas abiertas (por San Jordi o La Mercé), el día de las Fuerzas Armadas, el 12 de octubre, el 1 de noviembre y el 6 de diciembre. En Granada, la conocida como 'Casa Grande', el Convento de San Francisco del siglo XVI, fue la Capitanía General y hoy acoge la Jefatura del Mando de Adiestramiento y Doctrina. Sólo organizan dos visitas guiadas al mes, los sábados de 11 a 14 horas, además de puntuales recorridos concertados con colegios.

Sedes reales

Palacios reales o antiguas casas nobles son también actualmente sede de capitanías en España. Valladolid es uno de los ejemplos de utilización de bienes de la Casa Real. La que fuera residencia de Carlos I y de sus secretarios, ha pasado de Palacio Real a coger hoy la Jefatura de la Cuarta Subinspección General del Ejército. Entre sus muros hay patrimonio nacional de tanto valor como arañas de cristal de la antigua Real Fábrica de Cristal de La Granja. Las visitas guiadas se producen sólo una vez a la semana, los miércoles a las 12 del mediodía. Los sábados hay recorridos teatralizados en los que se representan la época de los Austrias y su paso por la capital.

Más emblemático es el Palacio de la Almudaina, en Palma de Mallorca, que aún sigue siendo una de las residencias veraniegas de la Familia Real. Acoge parte de la Comandancia General de Baleares (antes la Capitanía General de Mallorca e Ibiza), aunque sus apertura a vecinos y visitantes deja mucho que desear en comparación con el Convento de Santo Domingo: sólo pueden visitarse sus tradicionales cambios de guardia, como detallan desde el Ministerio de Defensa.

El coto a las visitas es incluso mayor en otra sede con abolengo en su pasado, como así ocurre con el que fuera Palacio del Duque de Uceda, en Madrid. Fue la Capitanía General y hoy es la sede de la Dirección de Acuartelamiento del Ejército de Tierra. «No se programan visitas guiadas», indican desde Defensa, aunque sí hay accesos puntuales de colectivos profesionales, como puntualizan.

Las otros nueve edificios de España que albergan las Capitanías ya tuvieron en su pasado un uso militar e incluso se levantaron para tal fin. Es el caso de La Coruña, hoy sede del Cuartel General de la Fuerza Logística Operativa. Las pinturas que decoran sus salones y pasillos pertenecen al Museo del Prado y Patrimonio Nacional. También hay menos posibilidad de visitarlo que en Valencia: sólo los últimos viernes de cada mes, a las 11 de la mañana, además de citas para grupos de más de 15 personas.

Museo, sí; la zona noble, no

Muy parecido es el caso de Burgos, Palacio de Capitanía ya desde que fue levantado a principios del siglo XX. Acoge el Museo Militar de Burgos, este visitable de martes a sábado, en los obvios horarios de espacios culturales de este tipo, pero la 'zona noble' del edificio sólo se muestra en recorridos concertados, por la mañana y en días laborales, y excepcionalmente en sábado o festivo.

En Zaragoza, la antigua Capitanía únicamente es visitable en días de las Fuerzas Armadas y visitas puntuales; en Badajoz no se abre al público «fuera de las actividades que organiza la brigada», según Defensa; el palacio de Sevilla puede ser recorrido los miércoles; en Santa Cruz de Tenerife, sólo en festividades; y en Ferrol, apenas una vez al mes y de manera concertada.

Más

Fotos

Vídeos