La capilla ardiente del policía asesinado en Valencia, instalada en el cuartel de Zapadores

Blas, en una imagen de archivo. /
Blas, en una imagen de archivo.

Compañeros «de toda la Comunitat Valenciana y de otras autonomías» y diferentes «altos cargos» de la Policía Nacional han anunciado su asistencia

EFE VALENCIA

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acudirá a la capilla ardiente que se instalará a partir de esta tarde en el cuartel de Zapadores de Valencia con motivo de la muerte ayer en acto de servicio del policía Blas Gámez, ha avanzado la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

Más información

Además de la capilla, se oficiará una misa en recuerdo del policía, de 51 años, aunque todavía no se ha concretado el lugar y hora de celebración de la misma, según las mismas fuentes.

Compañeros "de toda la Comunitat Valenciana y de otras autonomías" y diferentes "altos cargos" de la Policía Nacional han anunciado su asistencia tanto a la capilla ardiente como al funeral por el agente, aunque los actos están "aún por concretar", según han trasladado a EFE fuentes de la Policía Nacional.

Los compañeros de la Comisaría de Policía Nacional de Valencia han acudido hoy a trabajar "muy afectados" por lo ocurrido, aunque tratar de "sacar fuerzas de donde sea" y continuar "trabajando por los ciudadanos", que es "lo que toca", han compartido con EFE las fuentes.

El agente Blas Gámez Ortiz, de 51 años, era subinspector del Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Valencia, y murió acuchillado ayer durante una intervención policial en el barrio valenciano de Russafa.

El policía falleció sobre las dos de la tarde cuando, acompañado de otros agentes y dentro de la investigación abierta tras el hallazgo de una bolsa con restos humanos, se dirigió al número 77 de la calle de Sueca de Valencia y, cuando entraba en el portal, un hombre al que trató de identificar, le acuchilló.

Fotos

Vídeos