Cámaras y paneles de las carreteras, una semana sin reparar tras prometerlo Tráfico

Un panel informativo en la V-30. / damián torres
Un panel informativo en la V-30. / damián torres

Los radares no envían imágenes de infracciones pero sí hacen fotos para futuras sanciones, según la DGT, que sigue sin firmar el contrato de mantenimiento

A. CHECA VALENCIA.

«A lo largo de esta semana o como muy tarde la próxima podremos empezar a restablecer el funcionamiento de los servicios». El compromiso de la Jefatura Provincial de Tráfico de Valencia se produjo el pasado 11 de octubre, pero una semana después, la práctica totalidad de las cámaras, radares y paneles informativos de las carreteras de la Comunitat, Albacete y Murcia siguen sin estar operativos.

Tal y como avanzó LAS PROVINCIAS, la finalización del contrato de mantenimiento con la empresa dedicada a las obras de reparación y conservación, Indra, es la causa de que más de dos centenares de cámaras y paneles, los 'ojos' del Centro de Gestión de Tráfico de Levante (encargado de alertar de incidencias en la circulación en las comunidades afectadas), se hayan quedado a oscuras. Hoy, la situación sigue prácticamente igual, como confirmó Ezequiel Archilla, delegado de Tráfico de CSI-F, el sindicato que denunció la carencia.

La Pista de Ademuz sí tiene su equipación en funcionamiento, al depender el mantenimiento de esta vía de otra empresa. Más allá de dicha carretera, en Valencia sólo hay «algún equipo» en marcha en la V-21 (la autovía de entrada a Valencia por la costa en el norte) y «tres o cuatro» cámaras y paneles en la A-7, según fuentes de Tráfico. En Castellón únicamente están en marcha algunas cámaras y paneles de la AP-7 y la N-340.

«El nuevo contrato de mantenimiento integral y obras de las instalaciones de seguridad vial de la DGT se encuentra actualmente en tramitación, y efectivamente ha habido varios días en los que no han podido acometerse diferentes obras de reparación (...). La Ley de Contratos del Estado tiene previstos varios mecanismos para dar respuesta a este problema», fue otra de las explicaciones dadas desde la Jefatura de Tráfico de Valencia la semana pasada. Pero el 'apagón' en las carreteras de la Comunitat persiste.

Desde el sindicato CSI-F dimensionaron la importancia de la carencia que sufren los técnicos del Centro de Gestión de Tráfico de Levante. «No podemos señalizar en los paneles ni los accidentes de tráfico que se producen, ni los embotellamientos de circulación, o si hay una inclemencia meteorológica que colapsa una carretera, como ocurrió el año pasado con la nevada en la A-3, y ese es un problema muy grave».

La inoperatividad también afecta a los radares, aunque esto no significa impunidad para los infractores. Desde la DGT indicaron que los detectores de velocidad no transmiten las imágenes a la Jefatura Provincial, pero sí se fotografían los vehículos que cometen excesos, que serán posteriormente sancionados.

Fotos

Vídeos