La V-30 y el by-pass, entre las carreteras con más accidentes de camiones en España

Un tramo del by-pass, donde cerca de 30% de los vehículos que circulan son camiones. / damián torres
Un tramo del by-pass, donde cerca de 30% de los vehículos que circulan son camiones. / damián torres

Un informe europeo también sitúa varios tramos de la A-3, V-31 y N-332 como los de mayor riesgo para las motos

ISABEL DOMINGO

valencia. La red de carreteras estatales (donde figuran viales como la V-31, V-30, N-220 o A-3) en la Comunitat es de las que mayor tráfico soporta en toda España, duplicando prácticamente la intensidad media diaria (IMD) de vehículos que en el resto de la red española. Una situación que se refleja, por ejemplo, en los frecuentes atascos en horas punta o en el aumento de accidentes que se registran.

Así ha quedado reflejado también en el último informe EuroRAP, en el que participa el Real Automóvil Club de España (RACE) y en el que se analiza el nivel de riesgo en la red de carreteras españolas, en este caso, durante el periodo 2014-2016. Aunque la Comunitat Valenciana no figura entre las autonomías con mayor número de tramos de riesgo (concentra un 5,90% frente a un 23,1% de Aragón, por ejemplo), sí que encabeza el ranking de la siniestralidad para camiones, motocicletas y ciclomotores.

Así, en el primer caso, hasta cinco tramos de las carreteras valencianas figuran entre los 15 con mayor número de accidentes en los que se han visto implicados vehículos pesados. Se trata de la N-220, la V-30 y la A-7 en la provincia de Valencia y dos puntos de la N-340 en Castellón, según figura en el informe, que ya ha recogido en otras ocasiones estos mismos tramos. En ellas se registraron nueve accidentes con fallecidos en el periodo analizado y 22 con heridos graves.

El by-pass es la carretera que cuenta con más kilómetros afectados, en concreto 30 en el entorno de Paterna. Con una IMD de cerca de 96.000 vehículos, de los cuales casi el 30% son vehículos pesados, el porcentaje de accidentes de camiones sobre el total de vehículos en esta vía se sitúa en el 68%.

Le sigue, con un 60%, los dos tramos de la N-340 y, con 50%, la N-220, que es la carretera de acceso al aeropuerto de Manises. Otra carretera señalada por EuroRAP como peligrosa para los usuarios de los camiones por los accidentes es la V-30, a lo largo de los 11 kilómetros que discurren entre el Puerto de Valencia y Quart de Poblet.

Tanto la V-30 como el by-pass y la N-220 son carreteras que tienen pendientes obras de mejora por parte del Ministerio de Fomento para reforzar la seguridad vial. En el caso de la duplicación de la N-220, que los empresarios del polígono Fuente del Jarro consideran «prioritaria», el ministro Íñigo de la Serna aseguró recientemente que su licitación podría convocarse el próximo año, mientras que de las otros estos se tramita actualmente la declaración de impacto ambiental.

No son las únicas carreteras valencianas que figuran en el estudio europeo sobre siniestralidad. La A-3, entre Aldaia y Quart de Poblet; la V-31 a la altura de Silla; y la N-332, a lo largo de los cinco kilómetros de la variante de Gandia, son las más accidentes registraron con motos implicadas. Según los datos del RACE, hubo tres siniestros con muertos y ocho con heridos graves. En este apartado, la V-31 y la N-332 tienen también pendientes actuaciones de mejora.

Fotos

Vídeos