En busca de responsables

Una concentración de víctimas del accidente de metro, en una imagen de archivo. / irene marsilla
Una concentración de víctimas del accidente de metro, en una imagen de archivo. / irene marsilla

El caso puede archivarse por tercera vez pero la asociación de afectados planea acudir al Supremo, al Constitucional o a los tribunales europeos Las víctimas del accidente de metro no se rinden tras once años

EFE VALENCIA.

Las víctimas del accidente de metro del 3 de julio de 2006 en Valencia, que costó la vida a 43 personas e hirió a otras 47, mantienen viva la esperanza de hallar responsables de la tragedia cuando mañana se cumplirán once años del suceso y el proceso judicial se enfrenta a la amenaza de un nuevo carpetazo. La asociación de víctimas, según explica su portavoz, Rosa Garrote, sigue dispuesta a llamar a cuantas puertas judiciales sea necesario para determinar responsabilidades, pese a los vaivenes emocionales experimentados en los últimos meses.

Las tesis de buena parte de los familiares y amigos de los fallecidos en aquel accidente de la curva previa a la estación de Jesús de Metrovalencia se vieron respaldadas por las conclusiones aprobadas por la mayoría de Les Corts en 2016 tras una segunda comisión de investigación, pero chocan frontalmente con la opinión de la jueza instructora, que sigue sin ver responsables penales. Si Les Corts concluyeron hace ahora un año que el accidente era previsible, que la Línea 1 no era segura y que la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) no invirtió lo necesario en seguridad, la jueza planteó en mayo el archivo de la investigación por haber descartado responsabilidades penales y la imposibilidad de acreditar un fallo en el vagón o la vía. Esta decisión está recurrida tanto por la Fiscalía como por la asociación de víctimas.

«Es el tercer intento de archivo, pero hasta ahora la Audiencia Provincial siempre ha estado por la labor de investigar, de no dejar ningún resquicio de duda, en buena parte por respeto a las víctimas», explica Garrote, quien confía en que se mantenga el criterio o, al menos, se abra juicio contra los ocho imputados «si es que se piensa que ya no hay nada más que investigar». «Si la investigación se archivase acudiríamos al Supremo, al Constitucional, a Europa o al Tribunal de Derechos Humanos; hasta el último escalón, porque no nos vamos a conformar con que se eche la culpa al conductor -uno de los 43 muertos-. Los responsables de la empresa tenían la obligación de haber previsto ese riesgo y son los responsables de las muertes», añade.

Fotos

Vídeos