Bonig pide una reunión con Puig para tratar una situación «altamente preocupante»

Isabel Bonig, junto a otros representantes del Partido Popular en la puerta de las Corts. / Irene Marsilla

La líder del PPCV se ofrece a una negociación con el jefe del Consell «sin líneas rojas» para «llegar a acuerdos» en materia de Educación

J. MOLANO VALENCIA.

La líder del PPCV, Isabel Bonig, pidió ayer por carta una reunión con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para, especialmente, «abordar la situación altamente preocupante que se ha generado en torno al decreto de plurilingüismo -única línea de enseñanza plurilingüe que quiere implantar el Consell- tras las últimas resoluciones judiciales -se encuentra suspendido de manera cautelar por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana-. A la dirigente popular le preocupa «la inseguridad que genera a los centros educativos, al profesorado y a los propios padres» el asunto.

Bonig solicitó a través de la misiva una cita con Puig, quien ya desestimó varios ofrecimientos similares, «sin apriorismos y tratando de alejar los lógicos posicionamientos políticos» para negociar y «llegar a acuerdos puntuales en materia de Educación» además de para «hacer balance de cuanto ha acontecido» superado el ecuador de la legislatura.

La secretaria general del PPCV lamentó en una rueda de prensa que convocó en plena calle, que una semana después de la suspensión del citado decreto «no hay plan B», lo que genera «inseguridad a todos los niveles del sector educativo». Prerecisó que el recurso de casación sobre el decreto tardará un tiempo en resolverse y que el mismo, que calificó de «chantaje lingüístico», no se puede aplicar. «Ni los centros educativos ni los padres saben cómo actuar, hay mucha inseguridad», insistió Bonig, quien se ofreció a una negociación «para que los alumnos sepan castellano, inglés y valenciano» y la lengua autóctona «no se convierta en un punto de enfrentamiento».

«No hay reacción del Consell que está más pendiente de los líos internos de Puig en el PSPV y con Oltra de perfil bajo hablando de todo menos de lo realmente importante. Queremos saber qué va a pasar con el decreto. Nadie está resolviendo los problemas y por eso hemos presentado una carta dirigida al presidente», manifestó.

La dirigente aclaró que no tiene intención de «dividir a los valencianos en una cuestión crucial» y ofreció la mano a Puig «porque después de una semana no sabemos si van a aplicar o no el decreto y si van a acatar o no la resolución judicial, y además las declaraciones de miembros del Consell están siendo contradictorias en este sentido».

Fotos

Vídeos