El Ayuntamiento quiere exigir el IBI a la Casa de la Salud, el CEU y la Católica

Capilla de la Facultad de Podología de la UCV.
Capilla de la Facultad de Podología de la UCV. / jesús signes

El concejal de Hacienda reconoce que están buscando formas de cobrar el impuesto tras una sentencia del Tribunal Europeo

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

El Ayuntamiento de Valencia exigirá al Hospital Casa de la Salud, a la Universidad CEU-Cardenal Herrera y a la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia el pago del impuesto de bienes inmuebles (IBI) después de que el Tribunal Europeo decretara el pasado mes de junio que la exención del IBI en edificios religiosos no destinados al culto podría suponer una «ayuda estatal» que da a la Iglesia «ventajas selectivas».

Así lo explicó ayer el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia, Ramón Vilar, que calificó de «insostenible» que no haya libre competencia, lo que en su opinión se da cuando la Iglesia no paga IBI por edificios en los que ejerce labores que no son el culto ni un servicio público y que, por tanto, buscan el lucro. «Siempre pongo dos ejemplos claros: en Valencia hay un hospital privado inscrito a nombre de la Iglesia y otro de una compañía de seguros. Uno paga y otro no. Eso discrimina a uno con respecto al otro. También hay una universidad que sí paga, la Europea, y dos que no, las adscritas al Arzobispado», explicó Vilar en declaraciones a Radio Valencia. «Cualquier denuncia que haya en cualquier tribunal de la UE que requiera que se garantice la libre competencia estará ganada por quien la presente», aseguró Vilar.

El concejal hizo hincapié en que el nuevo periodo parlamentario que comience tras el verano habrá de enfrentarse a la reforma en profundidad de lo que se conoce como Ley de Mecenazgo «en la que quede claro que un inmueble adscrito al culto no tiene que pagar, otro propiedad de la Iglesia adscrito únicamente a la prestación de servicios tampoco, pero todo lo que sea obtener beneficios económicos entendemos que es una injusticia y atenta contra la libre competencia».

En Valencia, esta intención municipal afectaría directamente al Hospital Casa de la Salud, regentado por Congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, y a los edificios que las universidades privadas católicas tienen en Valencia, como las sedes de Santa Úrsula de la Católica y la del Palacio de Colomina del CEU, entre otros inmuebles. Estos edificios no pagan el IBI por estar adscritos a la Iglesia en virtud del Concordato de la Santa Sede y la Ley de Mecenazgo, pero la intención del Consistorio es que próximamente sí lo hagan.

Cabe recordar que Valencia está a la cabeza en la reivindicación nacional de que los edificios de la Iglesia donde no se ejerza el culto paguen el IBI. De hecho, Ramón Vilar llevó la propuesta a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que ha de decidir en próximas fechas. Sin embargo, para eso Vilar y el tripartito que dirige el Ayuntamiento de Valencia ha de convencer a otras 12 ciudades de todo el Estado, tal como informaba LAS PROVINCIAS el pasado mes de noviembre.

Será la Junta de Gobierno de la FEMP la que deberá decidir al respecto. Es el primer órgano de representación de la entidad. Y es aquí es donde deberán demostrarse las dotes negociadoras o de convicción del Ayuntamiento con su propuesta, pues de los 25 integrantes de la Junta, la medida debe ser aprobada por mayoría simple, con lo que 13 representantes deben votar a favor de la instancia de Valencia.

En la Junta hay dos representantes de la Comunitat, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, y que como integrante del Partido Popular se inclinaría salvo sorpresas por el voto en contra, y el alcalde de Torrent, Jesús Ros, un histórico socialista que sí respaldaría la medida. También hay hasta 12 pertenecientes al Partido Socialista y otro de Izquierda Unida, lo que podría inclinar la balanza hacia las intenciones de Valencia.

Fotos

Vídeos