Habrá más ayuda de la Policía Local ante la falta de inspectores

D. G. VALENCIA.

Poco a poco se van ganando batallas en la guerra contra el alojamiento ilegal pese a los pocos efectivos, puesto que la Comunitat apenas cuenta con una decena de inspectores para vigilar los miles de alojamientos que se reparten por la geografía valenciana. Al respecto, Colomer solicitó ayer un refuerzo de personal ya que, a su juicio, el número de inspectores actual esta «infradimensionado». «Necesitamos duplicar la plantilla actual para ubicarnos en una posición de mayor eficacia ante un problema que ha crecido en los últimos años», resaltó.

En esta línea, señaló que «llevamos diez años con la misma plantilla inspectora», por lo que «sería importante que la Administración Central del Estado hiciera posible levantar la tasa de reposición actual para hacer frente a esta política en la lucha contra el intrusismo y la competencia desleal, para poder ampliar nuestros recursos y efectivos en la administración autonómica».

Mientras tanto, la agencia sigue trabajando para incrementar la colaboración de la Policía Local en estas tareas inspectoras. Al respecto, a lo largo de este año, el departamento pretende suscribir protocolos de colaboración con los consistorios valencianos, especialmente los del litoral, con el fin de que sus agentes también desempeñen tareas de vigilancia de los apartamentos, con el fin de seguir sacando a la luz aquellos que no están debidamente reglados.

Fotos

Vídeos