El avistamiento de un tiburón causa la alarma en la playa de Tavernes de la Valldigna

Unas personas observan el tiburón desde el espigón. / lp
Unas personas observan el tiburón desde el espigón. / lp

El escualo de casi dos metros se aproximó a la zona del espigón de La Goleta mientras ondeaba la bandera roja y luego retornó al mar

ROCÍO ESCRIHUELA

tavernes. El avistamiento de un tiburón de casi dos metros causó ayer la alerta en la playa de La Goleta de Tavernes de la Valldigna. El escualo se dejó ver cerca de la zona rocosa en un día en que el temporal azotaba la costa mediterránea y ondeaba la bandera roja en la playa. Aunque quienes pudieron observar a la tintorera, solo vieron la aleta, ya que el animal al acercarse demasiado a las rocas, chocó contra ellas y se adentró en el mar.

Las malas condiciones climatológicas impidieron ayer que numerosos bañistas disfrutaran de un día de playa, así que la presencia del escualo se quedó solo en una anécdota. Vadepsa, la empresa encargada del servicio de salvamento de la capital vallera, había abierto la jornada con bandera roja, así que la prohibición del baño, evitó que nadie en ese momento estuviera dentro del agua. Además, la zona donde apareció el tiburón, no es un lugar habitual de baño, sino de pesca.

La presencia de la tintorera puso también en alerta a la Policía Local y a la Guardia Civil. Según fuentes de la empresa concesionaria del servicio de socorrismo, «nadie se vio en peligro porque abrimos la playa con bandera roja debido al temporal, con lo que nos ha dado tiempo a montar todo el operativo sin riesgo para ninguna persona».

Desde Vadepsa se pusieron en contacto con el grupo de emergencias de la localidad vecina de Xeraco y con el servicio del 112 para que dieran aviso a las playas contiguas del litoral de la Safor.

Este no es el primer tiburón que se deja ver en las costas de la Comunitat. A finales de junio, la playa de la Patacona tuvo que ser desalojada durante dos horas tras detectarse la presencia de un escualo. En esta playa valenciana, los servicios de emergencia izaron la bandera que alerta de la prohibición de tomar el baño y pidieron a los bañistas que salieran del mar. Horas más tarde, y tras el susto inicial, se abrió la playa.

También hace aproximadamente un mes, se detectó la presencia de un tiburón herido en la playa de Las Arenas de Valencia. En esta ocasión fue una musola de 1,20 metros, que se acercó a unos cinco metros de la orilla y obligó a prohibir el baño.

Fotos

Vídeos