Asistentes a un acto de Escola reivindican la liberación de los presos independentistas

Asistentes al acto de Escola Valenciana. / lp
Asistentes al acto de Escola Valenciana. / lp

La entidad, que ha recibido 120.000 euros del Govern y 160.000 del Consell, carga contra los medios por «hacerse eco de una campaña de desprestigio»

R. V.

valencia. Canciones infantiles, gigantes, cabezudos y 'muixerangues' se mezclaron ayer por la tarde en la plaza de la Virgen con los reproches de Escola Valenciana a los medios de comunicación por «hacerse eco» de una supuesta «campaña de desprestigio orquestada con intenciones electoralistas», así como con la presencia de lazos amarillos por la puesta en libertad de los presos independentistas catalanes. De este modo transcurrió la concentración convocada por la organización con el respaldo de 140 entidades de todo tipo para promover «la lengua y la cultura del País Valencià» bajo el eslogan: 'La educación nos dignifica. Sí al valenciano'.

El acto de esta entidad, que recibió 120.000 euros en 2016 de la Generalitat de Cataluña y tiene asignados 160.000 euros del Consell este último año, tuvo su momento culminante cuando el presidente de Escola Valenciana, Vicent Moreno, leyó el manifiesto de la jornada junto a otra responsable de la entidad.

Fue entonces cuando subieron al escenario una treintena de personas en representación de los partidos políticos, sindicatos y asociación firmantes del manifiesto de la concentración, que fueron presentados como «la sociedad civil valenciana». Entre ellos una decena lucía lazos amarillos por la excarcelación de los independentistas en prisión provisional tras los incidentes acaecidos en Cataluña con el desafío soberanista y por el acoso a los cuerpos de seguridad del Estado. Junto a ellos compartían espacio diputados de Compromís como Fran Ferri o concejales de València en Comú (grupo municipal que integra de Podemos), María Oliver.

En el discurso de los organizadores se acusó a partidos políticos y a «los medios de comunicación que se hacen eco de una campaña de desprestigio orquestada con intenciones electoralistas» a los que se les acusó de desear «dinamitar el consenso nacido del tejido social que rodea a las comunidades educativas y que han escogido democráticamente el modelo de enseñanza plurilingüe en que el valenciano es la lengua vehicular».

El acto comenzó con la actuación de Dani Miquel y los Ma-me-mi-mo-musics, destinada a los niños, y que incluía canciones tradicionales valencianas y otras de propia creación en las que se invita a hablar en valenciano a la policía y a la Guardia Civil y, en caso de denuncia, «la reclamas por escrito, siempre en valenciano». Diversas collas de 'muixerangues' hicieron torres al ritmo de las dulzainas, y cerró el acto la banda de reguetón en valenciano La Fúmiga.

Fotos

Vídeos