La asignatura de Filosofía será obligatoria en 2º de Bachillerato en 2018

Marzà se compromete a que el nuevo instituto de Patraix, previsto para el año pasado, llegue antes de que termine la legislatura

J. B./EP

valencia. El conseller de Educación Vicent Marzà anunció ayer que la asignatura de Filosofía será obligatoria en 2º de Bachillerato de cara al curso 2018-2019. Así se pronunció durante su participación en el programa 'Locos por Valencia' de Radio Valencia-Cadena Ser a preguntas de los oyentes, que suelen apretarle con la cuestión.

Hay que recordar que con la adaptación de la Lomce a la Comunitat el PP no la blindó para que siguiera siendo obligatoria, como sí hicieron muchas de las comunidades autónomas recurriendo al margen de planificación que les dejaba la ley orgánica. Con la llegada del Consell del Botánico no se corrigió la situación, pese a que sí se prometió dentro de la modificación del decreto de organización y currículum de Secundaria, cuya negociación se tenía que haber acometido a lo largo de este curso, si bien no se ha iniciado, y por tanto, no llegará para septiembre.

La situación ha provocado movilizaciones del profesorado afectado, pues su presencia en los centros se reduce ante la optatividad. El retraso se debe, dijo el conseller, a que se quiere realizar una reforma más profunda y global de los contenidos que se estudian a lo largo de toda la Secundaria. Como defendió Marzà, esta modificación se trabajará durante el curso que viene para que esté lista en el 2018-2019. Además del cambio citado en Bachillerato, dijo que el interés es reducir los contenidos en la ESO, que consideró excesivos, fomentando la enseñanza a través de proyectos y favoreciendo la adquisición de conocimientos de diferentes asignaturas a la vez.

Marzà defendió además que otros colectivos docentes también reclaman más peso para sus asignaturas (algo que vio «lógico y entendible»), por lo que deben buscar soluciones «globales». Otro de los mensajes de los oyentes, de hecho, lamentaba que en la Comunitat los alumnos recibían menos horas de Física y Química que en otras autonomías.

También se le interrogó por infraestructuras educativas que siguen pendientes, como el nuevo instituto del barrio de Patraix, que según el plan presentado en enero de 2016 debía haberse iniciado antes de que terminara el pasado año. Marzà se comprometió a que los trabajos comenzarán antes de que termine la legislatura.

Apuesta lingüística

En cuanto a la suspensión cautelar del decreto de plurilingüismo, subrayó que la «apuesta» para que los niños dominen el castellano, el valenciano y el inglés se conseguirá «con el decreto o con el instrumento que sea», en referencia a un posible escenario que suponga la anulación de la normativa mediante una sentencia firme.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Marzà insistió en enviar un «mensaje de tranquilidad a las familias porque nadie nos ha dicho que tengamos que cambiar nada». Añadió que «son medidas cautelares, lo que se paraliza es el desarrollo de la norma y tampoco la Abogacía de la Generalitat nos dice que haya que cambiar nada». En síntesis, la intención es seguir con los proyectos lingüísticos ya aprobados derivados del decreto.

Fotos

Vídeos