Aprobado el registro para alquilar huerta abandonada

P. M.

valencia. El Boletín Oficial de la Provincia publicó ayer la ordenanza que regirá el banco de alquiler de huerta en desuso, un instrumento que gestionará el Consell Agrari Municipal con el que se pretenden recuperar campos abandonados.

La normativa fue aprobada por unanimidad en el Ayuntamiento y trata de poner en contacto a propietarios de campos con agricultores que quieran arrendarlos. Un registro público y voluntario incluirá todos los datos de las parcelas y sus dueños, que los aspirantes podrán consultar. En ningún momento se hará mediación con el precio del alquiler, sino que se trata simplemente de facilitar y acelerar la puesta en marcha de los cultivos.

Un matiz importante es que el registro no incluirá los derechos de agua, que el arrendatario debe negociar directamente con las comunidades de regantes de cada zona. Además, cualquier construcción deberá regirse por las ordenanzas urbanísticas y de protección de la huerta, se indica en el documento.

En la ordenanza se habla de que se trata de poner en contacto a los propietarios preferentemente con «profesionales, cooperativas agrarias, sociedades agrarias de transformación o cualquier otra entidad de asociacionismo agrario o vecinal interesadas en el futuro cultivo». La sede del registro estará en el número 51 de la calle Guillem de Castro, sede del Consell Agrari, donde para cumplir con la Ley de Protección de Datos se excluirán los datos personales de la propiedad. Ante un cambio de dueños, se dará de baja en el registro el campo en cuestión, a la espera de la decisión de los nuevos. La revisión del Plan General ha otorgado la máxima protección a la huerta que rodea Valencia.

Fotos

Vídeos