El IVO aplaza la decisión del acuerdo con Sanidad para tratar a enfermos de cáncer

Asistentes a la concentración de ayer en las puertas del IVO. / j. monzo

El patronato de la fundación mantiene abierta la reunión y recuerda que la prórroga finaliza el lunes

LAURA GARCÉS VALENCIA.

La respuesta sigue pendiente, se ha aplazado. El patronato de la fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO) decidió anoche mantener abierta la reunión que inició por la tarde para seguir estudiando la decisión a adoptar ante el acuerdo con la Conselleria de Sanidad en el concurso para la prestación de asistencia a enfermos de cáncer conforme al modelo de acción concertada. A última hora de ayer, la fundación emitió un comunicado señalando esta decisión y, además, recordó que hay tiempo hasta el lunes, en tanto que es ese día cuando finaliza la prórroga concedida por la Conselleria de Sanidad.

Desde el departamento autonómico aseguraron que habían recibido con «sorpresa» la decisión después de que por la mañana la consellera de Sanidad, Carmen Montón, se reuniera con Antonio Llombart, patrono del IVO, y al término del encuentro parecía que algunas cuestiones estaban «aparentemente resueltas».

A ello añadieron que ofrecieron a la fundación la posibilidad de reunirse hoy con ellos con tal de aclarar aspectos que se quisieran analizar, pero el IVO no estuvo dispuesto. Finalmente, el encuentro entre patronos y directivos de la conselleria tendrá lugar mañana, si bien con posterioridad el patronato deberá reunirse de nuevo para saber la posición definitiva del centro médico.

La reunión del patronato de la fundación IVO llegó precedida de numerosos acontecimientos que a lo largo de las últimas semanas han mostrado un escenario de tensión en el que se que han mostrado importantes diferencias entre los planteamientos de la Administración y el instituto médico a partir de la convocatoria de un concurso para la asistencia de enfermos de cáncer bajo la fórmula de la acción concertada.

Los acontecimientos se precipitaron la semana pasada al conocerse que el patronato del instituto médico había decidido a mediados de septiembre no seguir adelante en el concurso para la acción concertada como modelo para la prestación de asistencia a enfermos de cáncer.

Tal como publicó LAS PROVINCIAS, el IVO se decantó por esa decisión al conocer la existencia de un informe de la abogacía que apuntaba que la convocatoria era «irregular». Las fuentes consultadas señalaron que se fundamentaba en que las «bases de la convocatoria son las de un concurso público conforme a la ley de contratos del sector público», pero no las que corresponderían a la acción concertada, por la que en su día optó Sanidad. La conselleria respondió defendiendo la convocatoria. Confirmaron la existencia de un estudio del mencionado órgano al señalar que «como es preceptivo, la abogacía delegada de la Generalitat elaboró un informe», aunque señaló que se trataba de un pronunciamiento «no vinculante sobre el borrador de la convocatoria de Acción Concertada». A partir de esas indicaciones «se redactó la convocatoria final».

La Administración apuntó que el concurso «se ajusta tanto a los aspectos recogidos en la directiva 2014/24/UE sobre contratación pública que permite abrir nuevas posibilidades respecto de la organización de los servicios a las personas, como a la Ley 7/2017, de 30 de marzo, sobre acción concertada».

El IVO solicitó una prórroga para la presentación de la documentación necesaria para seguir adelante en el concurso. Sanidad se la concedió señalando como término el lunes. A ello siguieron las declaraciones de la consellera Carmen Montón cuando dejó claro -el pasado lunes- que no pensaba negociar el concierto para la atención a los enfermos de cáncer, que no iba a sacar el servicio a concurso y que la sanidad pública está «perfectamente preparada» para asumir a todos los pacientes.

El pronunciamiento disparó la tensión hasta el punto de que el jueves el presidente del Consell, Ximo Puig, tomó las riendas de la negociación llegando a reunirse con dos de los patronos que habían votado en contra: Tomás Trenor y Vicente Fontestad. El mismo día Sanidad anunció que había pedido un segundo informe, en este caso a la abogacía general de la Generalitat y que ayer aseguraron que «avala» el procedimiento.

Más

Fotos

Vídeos