Apagón total de las cámaras de tráfico en la Comunitat

Vehículos en el 'by-pass', cerca de la incorporación a la A-3 en Valencia./EFE
Vehículos en el 'by-pass', cerca de la incorporación a la A-3 en Valencia. / EFE

La avería afecta ya a todos los equipos, no se reparará al menos hasta Semana Santa y Tráfico incumple su promesa de subsanarlo en febrero

Arturo Checa
ARTURO CHECAValencia

La situación, lejos de mejorar, no deja de agravarse. Febrero era el mes señalado por la Dirección General de Tráfico como la fecha prometida para firmar el nuevo contrato de mantenimiento de las cámaras y paneles que vigilan las carreteras de la Comunitat, Murcia y Albacete, las demarcaciones que controla el Centro de Gestión de Tráfico con sede en Valencia. La inexistencia de ese contrato es lo que ha hecho que las algo más de 130 cámaras existentes en las vías de la Comunitat se hayan ido viniendo abajo como consecuencia de la falta de reparación, según ha venido publicando LAS PROVINCIAS. Y la disfunción ha tocado techo.

Como pudo comprobar este periódico y confirmaron técnicos de Tráfico, ayer ni una sola de las cámaras -lo que equivale a dejar inutilizado también los paneles de señalización de accidentes, atascos o inclemencias meteorológicas- de la Comunitat estaba en funcionamiento. Tampoco en Murcia ni en la provincia de Albacete podía verse imagen a través de la página web de la DGT que emite el estado de la circulación en tiempo real. Basta pinchar en otra provincia cualquiera para comprobar que en las demás demarcaciones sí funciona a la perfección la red de grabación en las carreteras.

La falta de operatividad de las cámaras, y sobre todo la inexistencia del contrato de mantenimiento, hace que la DGT haya incumplido la palabra dada de subsanar la situación durante el presente mes. «El contrato está próximo a licitarse, pero no está previsto hasta febrero», fue el compromiso adquirido el año pasado desde el organismo dependiente del Ministerio del Interior. Papel mojado, y las carreteras de la Comunitat siguen más a ciegas que nunca para los operarios del Centro de Gestión de Tráfico. Hasta que no se publique el acuerdo en el BOE, este no entrará en funcionamiento. Eso se prolongará al menos dos meses, una vez en el boletín, por lo que ni en Fallas ni en Semana Santa, dos épocas con mucha densidad de circulación, estarán las cámaras al 100%.

Los técnicos aseguran que la avería también impide multar con radar, aunque Tráfico lo niega

La inseguridad de la disfunción va incluso más lejos. Técnicos de Tráfico aseguran que la mala conexión entre las cámaras y los nodos de información inutilizan también los radares, así como las sanciones que estos imponen por exceso de velocidad. Este extremo fue negado desde la DGT, asegurando que las fotos de conductores infractores se mantienen en la memoria del sistema y posteriormente se tramita la multa. Los técnicos lo rechazan: «Cuando un radar está averiado o pendiente de revisión no puede guardar datos para tratamiento posterior. Si está averiado no hace fotos, y en el segundo caso sería ilegal utilizar las imágenes para sancionar con el certificado de revisión caducado. Si el certificado está caducado, no se puede asegurar que la medición es fiable ni que el margen de error coincide con el último que figura en el certificado».

Fotos

Vídeos