«En dos años llegaremos al máximo de desalinización sin cubrir el total del trasvase»

Francisco Javier Baratech, en una visita a Murcia. / martínez Bueso
Francisco Javier Baratech, en una visita a Murcia. / martínez Bueso

No descarta la posibilidad de que la planta de Torrevieja pueda triplicar la producción hasta alcanzar los 120 hectómetros Francisco Javier Baratech Torres Presidente de Acuamed

MANUEL BUITRAGO MURCIA.

Acuamed, la sociedad estatal encargada de la construcción y gestión de las grandes desaladoras, juega un papel relevante en los territorios que arrastran graves déficit de agua, que en el caso de la cuenca del Segura tiene carácter estructural. Su nuevo presidente, Francisco Javier Baratech, tomó las riendas en noviembre del año pasado, tras la caída de la cúpula anterior a raíz de la supuesta trama corrupta del agua. Baratech ha iniciado una política de puertas abiertas y de transparencia. Sabe que Acuamed juega un papel importante, sobre todo ahora que hay cola para comprar agua desalada. Advierte de que apenas hay margen para abaratar el precio, y apunta que la desalinización no cubrirá toda la demanda de la cuenca del Segura.

-Con el acueducto Tajo-Segura cerrado, Acuamed se ha convertido en una especie de tabla de salvación para los regantes y parte de la población. ¿Hay mucha cola para comprar agua desalinizada?

-Nosotros somos productores de agua, y tenemos que generarla de forma que recuperemos los costes de funcionamiento y amortización. No tenemos capacidad de asignar ese agua a los usuarios, ya que eso lo hace la autoridad de cuenca, que establece las prioridades y los derechos en tanto que el agua desalinizada es del dominio público hidráulico. Nosotros la entregamos a los usuarios que tengan derecho a ella. Hacemos todo lo posible para poner al máximo de producción cada desaladora.

-¿Los regantes no tienen que llamar a la puerta de Acuamed?

-Digamos que llaman a la puerta pero nosotros no les abrimos cuando nos están pidiendo agua. Les decimos que deben ir a la puerta de la Confederación. Allí tienen la lista de peticiones. A nosotros nos llegan con un papelito de la autoridad de cuenca que dice el reparto del agua, la que se puede producir y a quién le corresponde.

-La impresión es que no hay agua desalinizada para todos. A falta de otros recursos, la demanda sobrepasa a la oferta en la actual situación de sequía.

-Efectivamente... Las peticiones nos llegan ya filtradas por la autoridad de cuenca sobre el disponible que tenemos. Los usuarios tienen que pasar primero por la CHS, y está claro que hay muchas solicitudes. Teniendo en cuenta que el trasvase Tajo-Segura no va a aportar agua en lo que queda de verano, pues todo ese déficit es imposible de suministrarlo con las desalinizadora.

-¿No van a poder cubrir la demanda de la cuenca del Segura?

-El cien por cien del agua que se estaba recibiendo todos los años del trasvase no va a ser posible.

-¿Considera que la desalinización de agua de mar es la solución a los problemas de la cuenca del Segura y otras zonas con déficit?

-Sin duda, la desalinización aporta una parte de la solución a la cuenca del Segura, que necesita mucha agua: del trasvase del Tajo, de algunos acuíferos y desde luego de la desalinización, que es un componente vital para la solución de la cuenca. Nosotros estamos dispuestos a producir el agua necesaria y entregársela a quien corresponda por derecho.

-¿Qué volumen producirá Acuamed a corto y medio plazo?

-Las plantas de Torrevieja, Águilas y Valdelentisco, en la cuenca del Segura, están funcionando a tope desde hace meses. La producción que se puede alcanzar en estas tres instalaciones es de 150 hectómetros, y en un plazo de dos años serán 260, el 80% más. Dentro de diez meses podremos doblar en Torrevieja y pasar de 40 a 80, una vez que se haya instalado la línea eléctrica que aumentará la potencia. En Valdelentisco tenemos la producción a tope y estamos iniciando la ampliación de otros cinco bastidores que permitirán llegar a los 70 hectómetros. En Águilas, por ejemplo, ya se ha abierto la competencia de proyectos en la Confederación para suministrar 10 hectómetros adicionales con la ampliación de dos bastidores. A partir de octubre firmaremos los convenios para la adquisición de los equipos.

-¿Cómo va el proyecto para conectar las grandes desalinizadoras?

-Alguna conexión se puede establecer a través de las canalizaciones de regantes, pero la conexión entre plantas no está ni prevista ahora. La Confederación ha hecho una obra de emergencia para unir Valdelentisco con el canal del trasvase Tajo-Segura.

-¿Tienen previsto construir más plantas en el litoral mediterráneo?

-Hoy por hoy, en nuestro convenio de gestión directa no hay ninguna previsión en ese sentido. Ampliaremos al máximo las que ya existen. En Torrevieja cabe la posibilidad de adquirir equipos adicionales para triplicar la producción actual y alcanzar los 120 hectómetros. Las otras dos plantas agotarán sus posibilidades de desarrollo con las ampliaciones previstas. Para que crezcan habría que ejecutar más obra civil, otras captaciones de agua y quizás nuevos emisarios.

-El agua desalinizada se sigue considerando un recurso caro en comparación con otros caudales. ¿Hasta dónde se puede abaratar el precio? ¿Tienen algún cálculo?

-Como sabe, el precio de la energía es fundamental y determinante para el precio del agua, y no se prevé ninguna reducción de los costes de la energía en los próximos años, luego difícilmente se podrá abaratar el coste del agua desalinizada que se suministra a los usuarios. La amortización es otro componente que hay que tener en consideración y que no necesita modificación. Es el que es. No veo otra posibilidad que el agua se abarate algunos céntimos en función de la contratación que se haga en el futuro. En condiciones favorables se puede reducir algún céntimo, insisto, pero vamos, no habrá variaciones sustanciales.

-¿Qué opina del precio subvencionado a través de las ayudas del Gobierno de central? Lo que se ha llamado el 'precio social'. ¿Es una fórmula con posibilidades de mantenerse o acaso muy puntual?

-Nosotros no participamos en esa decisión. Estamos al margen. Tenemos que cobrar de acuerdo con el coste que nos cuesta producir el agua. Si ese coste lo pagan los usuarios con o sin subvención, no entramos en ello.

-¿Es usted partidario de los trasvases entre cuencas?

- Creo que las soluciones únicas nunca son las acertadas. Hay combinaciones de soluciones que son las más adecuadas. Los trasvases tienen una penalidad política importante, y son los políticos los que tienen que resolver hasta qué punto merece la pena hacer un trasvase o no. Acuamed es una mera ejecutora de las órdenes que recibe para construir infraestructuras y gestionarlas.

Fotos

Vídeos