Almussafes instalará un descalcificador en la salida de la red de agua potable

Vista del parte del término de Almussafes. / lp
Vista del parte del término de Almussafes. / lp

El aparato, que comenzará a funcionar en febrero, evitará obstrucciones en las tuberías y alargará la vida de los electrodomésticos

A. TALAVERA ALMUSSAFES.

Los municipios de la Ribera llevan décadas sufriendo problemas por la mala calidad del agua. Los tratamientos que se utilizan para mejorar estas condiciones y que el agua esté dentro de los parámetros adecuados provocan una gran cantidad de cal que también genera molestias a los vecinos.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Almussafes instalará en febrero de 2018 un descalcificador electrónico bajo la rotonda que separa Almussafes y Benifaió que eliminará la cal que se acumula en las tuberías, electrodomésticos y maquinaria industrial.

Desincal, que utiliza la última tecnología para generar un campo electromagnético que hace cristalizar y mantener en suspensión en agua las sales minerales disueltas, permitirá resolver uno de los grandes problemas de los almussafenses en las tareas cotidianas en el hogar y en sus puestos de trabajo. Para financiar esta intervención urbanística, que tan solo requiere la adecuación de la zona donde se colocará, el consistorio utilizará dos subvenciones de la Diputación de Valenciana destinadas a inversiones financieramente sostenibles, que ascienden a un total de 74.000 euros.

El exceso y acumulación de cal en las tuberías del término municipal de Almussafes es uno de los grandes problemas que la ciudadanía de la localidad viene arrastrando desde hace ya varias décadas. Esta situación provoca obstrucciones en toda la red, aumenta el consumo energético y el tiempo necesario para calentar agua y acorta la vida útil de los electrodomésticos, las resistencias, los motores, los grupos de presión, los circuitos, las llaves de paso, los mecanismos y los contadores. Estos inconvenientes, a los que se suman una deficiente presión y la necesidad de realizar parches temporales que, en muchas ocasiones, requieren el uso de ácidos y productos químicos, provocan un mayor gasto económico tanto en viviendas como en empresas.

Aplicado en otros municipios

Para resolver este asunto, y atendiendo las peticiones realizadas hace tiempo por los vecinos, el Ayuntamiento de Almussafes procederá a la instalación de un desincrustador electrónico anticalcáreo, un artefacto que permitirá consumir agua sin las consecuencias que provoca la cal y que se colocará justo debajo de la rotonda que separa Almussafes y Benifaió, que es donde comienza la red de EGEVASA que lleva agua a cada rincón de la población.

«Desde el Ayuntamiento de Almussafes estamos trabajando para dar un mayor bienestar a todos los vecinos y con la puesta en funcionamiento de esta tecnología estaremos un paso más cerca de este ambicioso objetivo que nos planteamos al inicio de la legislatura», destaca el concejal de Urbanismo, Andrés López.

«Hemos decidido apostar por esta tecnología porque ha dado resultados en otros sitios. Antes de decantarnos por ella realizamos una investigación en profundidad para establecer ventajas e inconvenientes y descubrimos que ayuntamientos como los de La Vilavella y Cofrentes o el aeropuerto de Alicante la habían aplicado con éxito», argumenta.

En los informes emitidos por estas instituciones a propósito del uso de este sistema se destaca que con la utilización de Desincal «los beneficios son constatables», «la presión en las viviendas se ha normalizado» y «no se manifiesta ningún problema por la cal». Almussafes se sumará al grupo de municipios y entidades que confían en esta tecnología, que todavía no se ha aplicado en ninguna otra población de la comarca de la Ribera por lo que, según los resultados que dé este aparato, otros municipios podrían interesarse por su instalación.

La Diputación sufragará los costes íntegros de la instalación de este sistema gracias a una subvención de 74.000 euros. Con esta cantidad podrá realizarse la instalación y la adecuación previa de las canalizaciones existentes para el correcto funcionamiento del desincrustador. Está previsto que esta actuación, que será una de las primeras realizadas durante el año 2018, esté lista durante el próximo mes de febrero.

Fotos

Vídeos