La almeja asiática se extiende por la Albufera y amenaza a los 'petxinots'

Un 'petxinot' encontrado en una acequia de El Palmar. / lp
Un 'petxinot' encontrado en una acequia de El Palmar. / lp

Expertos lamentan que «ya no se puede hacer nada» para detener la especie invasora presente en la cuenca del Júcar desde 2011

D. GUINDO

valencia. «Desgraciadamente, en este momento ya no se puede hacer nada». Así valora Juan Rueda, especialista en el estudio de la calidad del agua mediante invertebrados acuáticos, la presencia de almeja asiática, una especia invasora, en el parque natural de la Albufera. En concreto, este bivalvo alóctono ya se ha detectado tanto en el Tancat de Milia, en la acequia dels Campets, como en la acequia de l'Overa, por lo que Rueda alerta de que está llegando ya a lugares en los que puede competir con los tradicionales 'petxinots' valencianos, molusco de agua dulce autóctono incluido en el catálogo de especies amenazadas desde 2016.

Rueda advierte también que, probablemente, esta plaga se encuentre también en otros puntos del parque y que, además de la amenaza que supone para los bivalvos valencianos, «puede llegar a tapar tuberías porque llega a tener poblaciones muy altas».

Este experto y su equipo detectaron la presencia de almeja asiática por primera vez en el río Júcar en 2011 y, desde ese momento, no ha dejado de extenderse por la cuenca hasta llegar a la Albufera. Así, en 2015 especialistas de la Fundación Global Nature tuvieron constancia de su presencia en la citada acequia dels Campets, mientras que unos meses después, a principios de 2016, llegó a la de l'Overa, «uno de los puntos que desembocan en la Albufera». En aquel muestreo, desarrollado también por Rueda y su equipo, se hallaron «39 larvas creciditas», por lo que se puso en conocimiento tanto del Ayuntamiento de Valencia como de la Conselleria de Medio Ambiente. El pasado año, recordó Rueda, «también se encontraron ejemplares de casi tres centímetros de tamaño entre Antella y Sueca». Asimismo, también se encuentra en la Acequia Real del Júcar, al igual que el conocido como mejillón cebra, otra plaga alóctona.

Todo ello hace pensar a este experto que es muy posible que la presencia de esta especie invasora no se limite únicamente a los puntos en los que se ha detectado. «Ahora está en muchas acequias secundarias», resume.

La expansión de este bivalvo alóctono tiene, de entrada, un principal perjudicado: el conocido 'petxinot', puesto que «cambia la ecología» en los espacios en los que se introduce, por lo que supone una seria amenaza para este molusco valenciano, especialmente castigado por la contaminación y del que todavía existe presencia en los márgenes de la Albufera.

La colonización de la almeja asiática de estos espacios es relativamente sencilla, puesto que se deja arrastrar por la corriente y, desde el Júcar, está llegando a distintas zonas muy próximas al lago del parque natural.

Por último, Rueda destaca la importancia de que se vuelvan a realizar nuevos análisis en distintos puntos para constatar con más detalle las zonas a las que ha llegado la almeja asiática.

Fotos

Vídeos