Alicante avanza con su grado de Medicina pese al rechazo del resto de facultades

J. B.

valencia. La Universidad de Alicante mantiene la intención de poner en marcha la carrera de Medicina en el curso 2018-2019 y ya está ultimando el plan de estudios de cara a su tramitación y buscando ubicación para la nueva facultad. Así lo explicaron fuentes de la institución, que defiende que «existe demanda acreditada». El centro perdió los estudios tras la creación de la Miguel Hernández, que los asumió.

Por su parte, las actuales facultades de Medicina de las universidades públicas han expresado su rechazo a través de declaraciones aprobadas en las juntas de centro. En cuanto a la de la anterior, se considera que la nueva oferta «no se justifica» al no existir «demanda real de mayor número de médicos» y que aumentar los estudiantes y no el número de plazas de especialización «es económicamente gravoso y socialmente un engaño».

También se alerta de que en la última prueba MIR las plazas ofertadas fueron 6.328 para 13.000 aspirantes, un desfase que genera paro. Además, se señala que un aumento de plazas en la provincia afectaría a los convenios con hospitales firmados por la Miguel Hernández. Por su parte, la junta de la facultad de la Universitat de València se adhirió a la declaración anterior, mientras que la de la Jaume I apostaba por la mejora presupuestaria de los estudios existentes en lugar de promover aperturas. También se recordó que con el título de la Miguel Hernández se llena «de estudiantes en prácticas la mayoría de recursos sanitarios de la provincia», así como el rechazo de organizaciones decanales y profesionales a nivel nacional.

Fotos

Vídeos