El alcohol y las drogas se cobran la vida de tres jóvenes en una semana en accidentes de tráfico

El conductor implicado en el atropello mortal de Andrea Mengual, ayer, en el juzgado de Sueca. / irene marsilla
El conductor implicado en el atropello mortal de Andrea Mengual, ayer, en el juzgado de Sueca. / irene marsilla

Dos de los conductores detenidos dieron positivo en el control de alcoholemia y otro había consumido cocaína y cannabis y se dio a la fuga

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Tres jóvenes de 19 años han perdido la vida en una semana en accidentes de tráfico causados por conductores que dieron positivo en alcohol, cocaína y cannabis en Valencia, Tavernes de la Valldigna y Sueca. Las muertes de Carmen Forment, Yago Pellicer y Andrea Mengual se suman a la creciente cifra de víctimas de choques y atropellos, con conductores ebrios o drogados al volante de los vehículos implicados, en las carreteras de la Comunitat Valencia y calles de grandes ciudades.

El último de estos siniestros tuvo lugar sobre las nueve y media de la mañana del domingo junto a una conocida discoteca de Sueca. Andrea murió atropellada por un todoterreno Mitsubishi Montero que conducía César O. S., de 23 años, bajo la supuesta influencia de dos drogas, según el test salival de detección de sustancias estupefacientes que le realizaron ocho horas después del accidente.

El joven y otros dos ocupantes del vehículo huyeron sin auxiliar a la víctima, pero el conductor acudió con su padre a la comisaría de Torrent sobre las cinco de la tarde para entregarse a la Policía Nacional, que lo detuvo por los delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro. Los otros dos jóvenes que iban en el todoterreno, uno de ellos el propietario del vehículo, también fueron arrestados por no auxiliar a la chica fallecida.

Siete de cada diez personas fallecidas en accidentes de tráfico en 2017 habían consumido alcohol

César O., que dio positivo en cocaína y cannabis, quedó en libertad ayer después de declarar en el Juzgado de Instrucción número 3 de Sueca, aunque la magistrada le imputó los delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro -este último también lo cometieron los otros ocupantes del vehículo-, y le retiró el carné de conducir.

La misma jueza decretó prisión provisional, comunicada y sin fianza para otro conductor que causó la muerte de Yago Pellicer, de 19 años, en otro accidente que tuvo lugar sobre las 12.45 horas del sábado en un camino de Tavernes de la Valldigna. La magistrada imputa a Jorge P. los delitos de homicidio imprudente y conducción bajo los efectos del alcohol y sin permiso de circulación. Según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el conductor encarcelado ya había sido condenado en dos ocasiones por circular ebrio y tenía el carné de conducir retirado cuando su coche chocó contra la moto que conducía la víctima. Además, el vehículo que conducía Jorge P. en el momento del accidente carecía del seguro obligatorio y no había pasado la ITV.

El tercer accidente mortal tuvo lugar el pasado 4 de febrero a la salida del túnel del bulevar sur en la ciudad de Valencia. El conductor que causó el siniestro circulaba bajo los efectos del alcohol y su vehículo atravesó la mediana y chocó frontalmente contra un coche en el que viajaban tres jóvenes de 19 años. Las tres chicas resultaron heridas graves y una de ellas, Carmen Forment, una universitaria de Torrent que conducía el vehículo, falleció dos días después en el Hospital La Fe.

En el año 2017, el 67% de las personas fallecidas en accidentes de tráfico en la Comunitat Valenciana tenían entre 25 y 54 años, y cerca del 69% había consumido alcohol, mientras que la presencia de otras drogas en el organismo alcanzó al 36% de las víctimas mortales, según un informe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Valencia.

Más

Fotos

Vídeos