Alcaldes y el Consell, contra Fomento por la Pista de Silla

Alcaldes y representantes municipales reunidos ayer con la consellera de Obras Públicas./LP
Alcaldes y representantes municipales reunidos ayer con la consellera de Obras Públicas. / LP

Reclaman al Ministerio que cree una comisión para estudiar la ampliación antes de aprobar ningún proyecto

J. S.

Alcaldes y representantes municipales de los diez municipios afectados por la ampliación de la Pista de Silla (V-31) y la Conselleria de Obras Públicas pidieron ayer al Ministerio de Fomento la creación de una comisión conjunta para el estudio de infraestructura antes de la aprobación definitiva del proyecto.

El Ministerio Fomento ha abierto el plazo de alegaciones al Documento Inicial de Evaluación Ambiental para la ampliación de la V-31, el estudio previo a la realización del proyecto. La práctica totalidad de municipios afectados ha presentado alegaciones al proyecto, a las que ahora se suman las de la Conselleria de Obras Públicas.La consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, criticó que Fomento hubiera elaborado este documento sin antes contar con los municipios y la propia Conselleria, el organismo con competencias sobre ordenación del territorio.

Los ayuntamientos representados en la reunión de ayer (Albal, Alfafar, Beniparrell, Catarroja, Massanassa, Sedaví, Silla, Valencia, Benetusser y Lloc Nou de la Corona) coincidieron en la necesidad de establecer un espacio de diálogo y trabajo permanente para conocer la opinión de todos los implicados.La consellera abogó por la colaboración para que las infraestructuras tengan el mayor consenso posible. «Pedimos una comisión en la que sentarse a hablar de forma civilizada para mejorar el documento inicial», dijo.

AlegacionesMaría José Salvador dio a conocer las alegaciones que su departamento ha presentado al Ministerio de Fomento sobre la ampliación de la Pista de Silla. La administración autonómica critica que el documento no presenta alternativas, «contempla una única propuesta de ampliación incumpliendo la Ley de Evaluación Ambiental que obliga a incluir las principales posibilidades» y en la que se prioriza al tráfico rodado sin contemplar ningún otro tipo de movilidad. Este punto, según resaltó Salvador, contrasta con la política de la Generalitat, que se basa en no hacer «carreteras puras y duras sino en estudiar la movilidad en su conjunto». Así, destacó que no se contempla las líneas de tren ni «ningún tipo de itinerarios no motorizados como pasarelas ciclopeatonales ni medidas para control y gestión del tráfico o mejoras para el transporte público».

La consellera criticó que el Ministerio de Fomento no tiene en cuenta que de forma paralela a la carretera discurre la línea de ferrocarril Silla-Valencia, «de forma que se podrían plantear soluciones para mejorar la conexión, como aparcamientos disuasorios». Salvador afirmó que el Gobierno sigue haciendo carreteras «del siglo pasado».

Fotos

Vídeos