La navegación se prohíbe en parte de la Albufera al reducir la sequía las zonas de aves

La Albufera de Valencia. / Efe

El Ayuntamiento y la Conselleria acuerdan restringir el entorno de la Mata del Fang para compensar la escasez de arrozales inundados

P. MORENO

valencia. Hasta el próximo 15 de febrero, las embarcaciones de recreo tendrán vetado navegar por el entorno de la Mata del Fang, una de las principales atracciones turísticas del lago de la Albufera por la gran cantidad de aves que nidifican. La medida la ha tomado la Conselleria de Medio Ambiente a petición del Ayuntamiento y tiene como origen la grave sequía que padece el parque natural, que ha reducido la 'perellonà', es decir, la inundación de los campos de arroz este año.

«El año 2017 está siendo extremadamente seco en el entorno del parque de la Albufera. Este hecho se ha acentuado con la falta de lluvias otoñales, lo que junto a la drástica reducción de aportes al lago, ha desembocado en que la inundación invernal del marjal haya sido de reducidas dimensiones», se indica en la carta firmada por el director general de Medio Natural, Antoni Marco, a finales de diciembre.

La prohibición de navegar en el entorno de la Mata del Fang está vigente desde el 1 de enero y no afecta a las embarcaciones de pesca, que pueden entrar y salir para comprobar el estado de los redolins, los puestos fijos de pesca. Así lo confirmaron fuentes de la Comunidad de El Palmar, quienes señalaron también que está por ver si esta medida provisional se convertirá en definitiva para hacer lo mismo cada año.

Al reducirse la inundación de los campos de arroz, desde el Ayuntamiento «se ha requerido para que se adopten medidas extraordinarias encaminadas a incrementar el nivel de protección, con el objetivo de garantizar unas condiciones óptimas para el mantenimiento de los requisitos ecológicos que requiere la fauna que busca refugio en determinadas zonas del lago», como es el caso de la Mata del Fang.

Los más perjudicados por este veto son los barqueros de El Saler, que tienen en su recorrido habitual este emplazamiento. Este fin de semana es el primero que han salido desde hace tiempo debido a la mejoría en las condiciones climatológicas y la alternativa al veto es navegar por las áreas próximas a la carretera que conduce a la pedanía de El Palmar. Las aves de esta mata son una auténtica atracción por su abundancia, lo que las convierten en objetivo de las cámaras fotográficas de los turistas.

La alternativa es la Manseguerota, una zona que el Ayuntamiento amplió hace años, pero queda muy lejos del itinerario habitual y, además, hay menos aves que en la Mata del Fang, que tendrá hasta mediados de febrero una amplia zona restringida a la navegación.

Más

Fotos

Vídeos