El aporte extra de agua no ha logrado llenar los campos

La situación en la Albufera podría ser mucho peor, dado que a finales del pasado año se produjo un aporte extraordinario de dos hectómetros cúbicos de agua desde el pantano de Tous, una petición del Ayuntamiento y la Conselleria que fue aceptada por la Confederación del Júcar. La decisión inusual estuvo motivada por la inusual sequía, que había dejado los niveles del gran humedal extremadamente bajos. Los pescadores reconocieron la mejoría, aunque la consecuencia de la mala situación ha sido el cierre temporal del entorno de la Mata del Fang.

Mientras, la Comunidad de El Palmar prosigue con el proyecto de construir una balsa para la cría ecológica de lubina. Las obras ya han comenzado en una zona del lago, antes de la suelta de 5.000 juveniles, que serán mantenidos artesanalmente.

Fotos

Vídeos