Las agresiones a médicos siguen en aumento en la Comunitat Valenciana

LP

Los profesionales reclaman más medios a la Conselleria de Sanidad para mejorar la atención de los pacientes y rebajar los casos de tensión

MARIA BARBER VALENCIA.

Las agresiones a personal en los centros sanitarios valencianos, tanto públicos como privados, han pasado de ser 105 en el año 2015 a 130 al finalizar 2016, lo que supone un incremento de más de un 20 %, según señalan desde la Asociación de Derecho Sanitario de la Comunitat Valenciana (ADSCV). Por su parte, el Colegio Oficial de Médicos de Valencia sitúa el incremento de los ataques ronda el 30%, según las denuncias registradas en el organismo. En cualquier caso, un problema al auge. Y las cifras pueden ser mayores, «porque no todos los afectados denuncian los hechos ante las autoridades», asegura Carlos Fornes, presidente de la asociación. Prácticamente en el 100% de los casos que llegan a los juzgados, el atacante es condenado a pagar una sanción económica al agredido, según la entidad.

En los centros sanitarios públicos se registra un índice mayor de agresiones, tal y como detalla la asociación, que pide a la Conselleria de Sanidad más personal y recursos. «Hemos venido denunciando la falta de medidas, tanto por parte de la administración como por parte de los gestores de la sanidad privada. Es la Administración quien debe dotar a los servicios de urgencias de los medios necesarios, tanto humanos como técnicos, y evitar la masificación en la atención sanitaria. Y los profesionales deben denunciar esta falta de medios y la sobrecarga asistencial», argumenta Fornes.

El Colegio de Médicos está llevando a cabo una campaña para concienciar a la sociedad sobre la nula responsabilidad que tienen los facultativos ante los retrasos que se producen por la deficiente gestión y, para ello, piden la colaboración de las instituciones. Además, mediante la campaña intentan fomentar la denuncia ante la policía de los ataques. La mayoría de las agresiones van dirigidas a médicos, enfermeros y celadores por «la disconformidad con la atención médica, las discrepancias en el diagnóstico y el tratamiento ante la patología del paciente y los tiempos de espera», señalan desde el Colegio de Médicos. Dichos ataques suelen ser verbales, como insultos, amenazas o vejaciones, pero, también físicos, por medio de patadas, puñetazos y empujones.

«Los centros saniatorios públicos registran mayor número de casos», advierte Carlos Fornes

En las últimas semanas, el Ministerio del Interior ha reconocido en el anexo a la instrucción 3/2017 la creación de la figura del 'interlocutor policial territorial sanitario. Este equipo estará formado por profesionales designados por la Policía Nacional y la Guardia Civil con la finalidad de fomentar la colaboración entre los centros sanitarios y los operativos de seguridad y reducir así el número de agresiones, aseguran desde el Colegio. Asimismo, se creará un mapa en el que se clasificarán los hospitales según su acción delictiva y, teniendo en cuenta este registro, se protegerá al personal médico mediante servicios de carácter preventivo como el refuerzo de patrullas y de efectivos.

Los próximos 28 y 29 de septiembre se celebrará en Valencia el I Congreso de Derecho Sanitario de la Comunitat , organizado por ADSCV, para debatir sobre el aumento de los ataques al personal médico y otros temas de interés. En él participarán profesionales del sector de todo el territorio español con la finalidad de «generar un espacio de diálogo e intercambio de enriquecedoras experiencias», afirma Carlos Fornes.

Fotos

Vídeos