Agentes municipales de la Comunitat Valenciana recibirán cursos más especializados sobre antiyihadismo

Policías nacionales y guardias civiles de Información instruirán a los cuerpos locales para detectar a sospechosos o responder a ataques

Arturo Checa
ARTURO CHECAValencia

valencia. El objetivo es conseguir «que los policías locales se conviertan en los ojos de la lucha antiterrorista». Las palabras de un mando de Interior en la Comunitat escenifican cuál es el papel que los especialistas de las brigadas de Información confieren a los agentes municipales: un peso vital y protagonista, el mascarón de proa para detectar posibles amenazas y responder a ataques. Por ello, aunque la formación a la Policía Local ya ha aumentado desde los atentados en Europa, Interior trabaja en una mejora de los cursos que reciben los policías locales contra el yihadismo.

Expertos de la lucha antiterrorista de la Policía Nacional y la Guardia Civil trabajan ya en la confección de un nuevo curso para policías locales de las grandes ciudades de la Comunitat para reforzar su especialización en la lucha contra el terrorismo yihadista, como señalaron fuentes ministeriales.

La formación en este sentido de los agentes municipales es constante en los últimos meses. El pasado mes de junio, policías locales de Valencia recibieron un curso sobre cómo actuar en caso de atentado yihadista. La jornada, organizada por el Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB), fue impartida por un subinspector de la Policía Nacional y un especialista en yihadismo. El curso incidió en el «protocolo AMOK», el más especializado en la prevención de atentados islamistas.

A finales del año pasado, policías nacionales de Seguridad Ciudadana de Valencia empezaron a recibir estos cursos 'amok', especializados para responder ante posibles ataques de lobos solitarios (terroristas que actúan por libre sin estar integrados en célula yihadista alguna), como ya avanzó LAS PROVINCIAS. Además, mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil de la Comunitat comenzaron a recibir cursos en Madrid para perfeccionar una doble respuesta: evitar atentados con vehículos sobre muchedumbres, o en caso de que llegaran a cometerse, neutralizar a los radicales y desplegar una contundente 'operación jaula'.

Fotos

Vídeos