Aficionados critican el nuevo recinto para bous de Bétera

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

La Peña Taurina de Bétera ha estallado contra el recinto alternativo que el Ayuntamiento propone para la celebración de la feria que, desde hace décadas, se ha ubicado en la zona de la Alameda, conocida como el barranco. Para los aficionados, las instalaciones que el consistorio mostró a finales del año pasado presentan problemas para fijar estructuras propias del festejo y de seguridad, hasta el punto de calificarlas de «ratonera».

Según expone su vicepresidente, José Antonio Blanquet, la peña pidió permiso en enero al ayuntamiento para celebrar los festejos en el lugar tradicional «y todavía no tenemos respuesta». El recinto que plantea el consistorio, denuncian, «no cumple garantías para la seguridad de participantes y reses bravas. Suelo deslizante para patinar, prohibición de tirar arena, pavimento que no permite anclar barreras o cadafales, lindante a dos carreteras de entrada y salida al pueblo que no dejan cortar, con peligro por acumulación de personas». Además, estiman en 40.000 euros la inversión que debe realizar la peña para poder adecuarlo a los festejos. «No te prohíbo, pero te ahogo», resumen.

Para la alcaldesa del municipio, Cristina Alemany (Compromís), las críticas de la peña «omiten información» relativa a las reuniones mantenidas con su equipo de gobierno y «desvirtúan la realidad».

Según remarca Alemany, «es rotundamente falso que este año la peña no vaya a poder celebrar bous en Bétera. Ni yo, ni el portavoz del equipo de gobierno hemos trasladado verbalmente ni por escrito» esta prohibición. La alcaldesa no ahondó en los problemas del nuevo recinto de los que se queja la peña. Para ella las protestas «sólo polititzan el tema, buscan enfrentamiento y van en detrimento de la fiesta».

Fotos

Vídeos