Las adopciones nacionales repuntan pero se bloquean las internacionales

Las adopciones nacionales repuntan pero se bloquean las internacionales

Las familias reclaman protocolos sanitarios y educativos, que los menores de tres años abandonen los centros y una mejor formación

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Las adopciones de niños en la Comunitat están viviendo una de cal y otra de arena. Mientras la constitución de este tipo de relación entre los pequeños y sus padres adoptivos se está acelerando en el ámbito nacional, las adopciones internacionales, es decir, las que niños que proceden de países extranjeros, están sufriendo un auténtico bloqueo en la Comunitat.

Durante el primer semestre de este año, según datos proporcionados a LAS PROVINCIAS por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, se han constituido en la región 68 adopciones nacionales, frente a las 52 que se llevaron a cabo en todo el pasado año. Así, en estos primeros meses, ya se ha incrementado un 30% el ritmo de constitución de este tipo de relación filioparental en comparación con todo 2016. A este ritmo, la Comunitat cerrará el año con uno de los índices más altos de la última década. Sobre ello, la presidenta de Adoptants, Ruth Martínez, destacó que «la inmensa mayoría de estas adopciones se refiere a bebés de menos de un año» y lamentó «lo difícil que es conseguir la asignación de un niño de más de tres». Sobre este aumento de las constituciones, Martínez lo achacó a una posible agilización de los procesos, aunque cree que en su mayor parte son niños que ya residían con sus padres adoptivos.

Por contra, las adopciones internacionales se han venido reduciendo durante los últimos ejercicios hasta llegar a un bloqueo casi total en este primer semestre del año. En concreto, de enero a agosto, únicamente se han constituido siete, frente a las 30 del pasado año o las 61 de 2015. A este ritmo, y al contrario que las nacionales, supondría el dato más bajo de la última década. Para la presidenta de Adoptants, los cada vez más restrictivos criterios de los países para permitir el acceso a la adopción está detrás de este bloqueo. Buena parte de ellos, por ejemplo, se niegan a tramitar la preceptiva autorización con familias monoparentales o compuestas por personas del mismo sexo.

Sin embargo, y pese a este, al parecer, cambio de tendencia al menos en el ámbito nacional, las familias se muestras muy descontentas con los procesos que, hasta ahora, rigen todo el procedimiento. «Es un desastre, se necesita un cambio radical de planteamiento y que éste sea sobre una base científica», resume Ruth Martínez. La portavoz de Adoptants explicó que son varios los déficits que presenta el sistema valenciano «empezando por los cambios de entorno de los menores». «El niño no prima y se incumple la ley», resumió.

Al respecto, precisó que en la región no se lleva a cabo un adecuado periodo de adaptación para que el menor pase de su familia biológica a un centro de acogida y, posteriormente, a sus futuros padres adoptivos, un proceso que, además, «está poco vigilado». Por ejemplo, en otras autonomías como el País Vasco este trámite se alarga unos seis meses, mientras que en la Comunitat «depende de la edad del niño, pero se hace de inmediato o, como mucho, en una semana», una situación que «científicamente hoy sabemos que no es bueno para el menor, por lo que no se le protege al hacerlo de forma drástica».

Por un lado, Martínez reclama que se trabaje con las familias biológicas «para que el niño asimile la situación lo antes posible y se minimicen los miedos», exceptuando, claro está, las situaciones en las que existe una amenaza para el menor. Y ello en el paso al centro de acogida. En la segunda fase, el traslado con su futura familia, «en el mejor de los casos se tarda una semana, pero si es un bebé se hace en días; y aunque sea un niño muy pequeño esta situación tiene un impacto, por los olores, el tacto...». La solución a esta situación, apuntó, pasa por «cambiar el modelo y crear un marco teórico desde la investigación, así como mejorar la formación de los profesionales».

Características específicas

Por otra parte, desde la entidad vuelven a insistir en la necesidad de que se implanten protocolos tanto sanitarios como educativos específicos para niños adoptados. «Los docentes deben entender las características de los niños en acogida o en adopción, y no sólo los profesores, sino también los psicólogos escolares o los trabajadores sociales». Al igual que en Sanidad. «Muchos han nacido con síndrome de abstinencia y deben tener un seguimiento específico. Además, las carencias en la temprana edad producen cambios neurológicos», advirtió. En este sentido, Martínez añadió que, en la actualidad «cada padre se tiene que buscar la vida, estamos completamente abandonados en este sentido». Asimismo, quiso indicar también que la Generalitat ha subvencionado un proyecto para docentes de los colegios que quieran impartirlo, «pero podría llegar como mucho a una veintena de centros».

Otra importante reivindicación del colectivo es la salida de los menores de tres años de los centros de acogida. Según la entidad, todavía quedan niños de esa edad, e incluso menores, en instalaciones dependientes de la conselleria, «cuando deberían estar, al menos, en familias de acogida». Asimismo, también piden que no se separen a los grupos de hermanos a su llegada a los centros de acogida. «Si no tienen la misma edad, a cada uno lo ponen en una planta o área distinta y apenas se ven; prima el funcionamiento del centro frente al bienestar del mejor», criticó. Apoyar a los jóvenes extutelados es, para Martínez, otra de las asignaturas pendientes de la Generalitat. «En otras comunidades autónomas, les proporcionan apoyo hasta los 25 años», aseguró.

«Esperanza» en el decreto y «miedo» a que llegue tarde

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ya tiene muy avanzado el borrador del nuevo decreto que regirá el sistema valenciano de protección a la infancia. «Tenemos la esperanza de que este nuevo decreto al final suponga un cambio en el modelo, aunque tenemos dudas y el miedo de que, al final, llegue tarde», advirtió la presidenta de Adoptants. La norma autonómica servirá para desarrollar la ley nacional y, para concretarla, se han mantenido reuniones con los distintos sectores implicados en este ámbito. Desde la entidad esperan que se atiendan sus recomendaciones.

Fotos

Vídeos