El drama del abuso del alcohol en los estudiantes de la ESO

Grupos de jovenes practicando el botellon antes de entrar a una discoteca. /Irene Marsilla
Grupos de jovenes practicando el botellon antes de entrar a una discoteca. / Irene Marsilla

80.000 adolescentes abusan del alcohol cada fin de semana en la Comunitat

Arturo Checa
ARTURO CHECAValencia

Hay voces que afirman que hoy en día se exagera con la presencia del alcohol entre la adolescencia. Opiniones que sostiene que siempre se ha bebido y que no por ello hay una generación perdida. Que en las pandillas siempre se ha 'jugueteado' con las litronas, el 'calimocho' o las copas precoces. Pero los tozudos datos demuestran que el alcohol entre los jóvenes (y cada vez más jóvenes) es mucho más que un juego. La última prueba se desprende de la Estrategia Nacional de Adicciones, el documento con el que el Ministerio de Sanidad traza las líneas básicas de actuación contra drogas, alcohol y otras adicciones hasta 2024, publicada por primera vez en el Portal de Transparencia. Y el alcohol entre los menores sigue siendo más que preocupante.

El abuso que se trasluce de las muchas escenas de botellones, chavales comprando alcohol en supermercados y borracheras de madrugada se confirma con las cifras que maneja Sanidad. Los estudiantes de Secundaria son el 'target' poblacional más golpeado. Tres de cada diez adolescentes presentes en la ESO tienen «un consumo de riesgo de alcohol en fin de semana». O lo que es lo mismo, 80.000 adolescentes en la Comunitat se juegan la salud al final de semana con los abusos de botellones y salidas nocturnas.

Consumo diario

Las cifras recogidas por la Estrategia Nacional de Adicciones señala como los jóvenes españoles presenten cada vez una ingesta más temprana. Ocho de cada diez han coqueteado ya con el alcohol antes de plantarse en los 18 años.

Aunque no hay que demonizar. La insistencia de Sanidad por hacer del abuso del alcohol un elemento a combatir (ahora y en los próximos años, con un plan trazado en la estrategia hasta 2024) radica en el hecho de que esta sustancia es «la droga con mayor prevalencia de consumo en España», además de ser «legal», como subraya el Ministerio, y presente no sólo en la adolescencia sino en la práctica totalidad de franjas de edad. Entre la población de 15 a 64 años, siete de cada diez encuestados consumen alcohol. Y ojo, casi el 10% lo hacen a diario, como enfatiza la Estrategia.

En el marco de la Comunitat, la franja de edad de inicio al consumo del alcohol es similar a la que el documento nacional fija para toda España. 16,6 años es la franja media. «El inicio más precoz se produce con las sustancias legales: el tabaco (16,4 años) y el alcohol (16,6).

La región, a la cabeza en consumo de tabaco y droga

La incidencia de las adicciones en la región se trasluce de otro informe elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Los adolescentes valencianos de entre 14 y 18 años se encuentran entre los menores que más alcohol, tabaco y drogas consumen de toda España, como publicó el pasado fin de semana LAS PROVINCIAS. Así lo desvela la Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias en España. El documento refleja que, por ejemplo, uno de cada cinco jóvenes valencianos ha consumido cannabis en el último mes, el índice más alto del país junto a Cataluña y Baleares.

Cóctel con el cannabis

El patrón de abuso de los menores durante el fin de semana hace que se de otro riesgo inherente y añadido. El llamado «policonsumo», que según el documento está «muy extendido e incluye muy frecuentemente (90%) el consumo de riesgo de alcohol y cannabis». La combinación de botellón y porros acaba convirtiéndose en antesala de toxicomanías más profundas y coqueteos con otras drogas. Y en este campo, el informe del Ministerio de Sanidad apunta otro dato que refuerza el riesgo de que este consumo combinado incida principalmente en la población adolescente. La adicción es el doble entre los estudiantes y menores de edad. «El porcentaje de consumidores de cannabis entre los menores de 15-17 años (12,6%) es más elevada que entre los mayores de 35 años (5,5%)», tal y como fija la Estrategia Nacional de Adicciones.

La influencia que este caldo de cultivo puede tener en otros ámbitos se desprende de la alerta que lanza el informe de Sanidad, y que apuna a la lacra de la seguridad vial: «Conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es, desafortunadamente, un hecho frecuente en España: el 12% de los españoles que conducen un turismo han consumido alguna droga de comercio ilegal y/o alcohol, antes de conducir».

En su contexto

Más menores.
Destaca el aumento de las infracciones cometidas por menores de edad por consumo de alcohol, que pasan de 7 a 16% en un año.
Cursos a agentes.
Los datos pertenecen al Servicio de Gestión de Drogodependencias y Otros Trastornos Adictivos de la Conselleria de Sanidad, que relaciona el aumento de las denuncias con los cursos de formación hechos por 700 agentes de la Guardia Civil y policías locales.
Educación vial en aulas.
La instauración de una asignatura en los colegios sobre seguridad vial es una de las constantes peticiones de asociaciones de víctimas para paliar la abundante presencia de alcohol y drogas entre conductores causantes de siniestros de circulación. La concienciación de los más jóvenes es la única solución que los afectados ven para luchar contra la droga y el alcohol al volante y sus trágicos efectos.
141

multas por publicidad, venta, distribución y consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias estupefacientes en la calle se interpusieron el año pasado en la Comunitat, el triple que las 55 contabilizadas en 2016.

Como ya informó LAS PROVINCIAS la semana pasada, la misma estrategia de combate de adicciones del Ministerio de Sanidad pone sobre la mesa otro reto: el de la prevención del juego online, que no ha dejado de crecer, hasta en un 19,6% en los últimos dos años, hasta el punto que el documento lo considera ya como una droga más.

La cifra global de jugadores virtuales supera ya el millón, según los datos del documento. Como subraya la Estrategia de Adicciones, «existe una preocupación creciente por el aumento del uso «patológico» de internet, los medios digitales y las redes sociales, así como por el papel de las nuevas tecnologías como facilitadoras del acceso a y potenciadoras de otras conductas adictivas, especialmente de los juegos de apuesta y el juego online entre adolescentes, muy mediado por una publicidad agresiva».

Y aquí es donde la irrupción de los jóvenes se torna preocupante. Las cifras del Ministerio de Sanidad indican cómo el 18% de los adolescentes y los jóvenes de entre catorce 18 años usa de manera abusiva las tecnologías. En la Comunitat son algo más de 43.000 los chavales en riesgo de acabar atrapados en la red del juego patológico.

Fotos

Vídeos