El acoso sexual a menores por internet se triplica en cinco años en la Comunitat Valenciana

Varias jóvenes chatean con sus teléfonos móviles. / josep M. suria
Varias jóvenes chatean con sus teléfonos móviles. / josep M. suria

El Gobierno contabilizó 31 casos de 'grooming' en 2017 en la región y los expertos urgen a los padres vigilancia y educación

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Jéssica tiene 14 años y ha quedado prendada de Mario, ese chaval de 16 con el que chatea cada tarde. Él le manda fotos muy 'sexys' y le pide que haga lo mismo, que no se achante, que no sea mojigata... Ella, sin suficiente madurez o advertencia paterna, no está muy convencida. Pero siente que debe ser valiente. Al fin y al cabo el chico le gusta y ya le ha mandado las suyas. ¿Por qué no corresponderle? Accede y envía fotos y vídeos con sus poses más atrevidas. Incluso desnuda. Mario la piropea y le halaga. Pide más y ella se crece.

Jéssica ha caído en la trampa. Mario no es Mario. Es un solitario pedófilo de 35 años cuya imagen de perfil y fotos sexuales empleadas como gancho son copiadas de páginas porno de internet. Ahora Jéssica será extorsionada, el pedófilo le pedirá más y buscará un encuentro sexual físico bajo amenaza de difundir las fotos de la joven. Incluso entre sus conocidos.

<style type="text/css">.grafico-contenedor { position: relative;padding-bottom: 997px;height: 0;overflow: hidden; margin-bottom:20px;}.infografia {position: absolute;top:0;left: 0;width: 100%;height: 100%;} @media (min-width: 624px){.grafico-contenedor {padding-bottom: 530px;}}</style><div class="grafico-contenedor"><iframe frameborder="0" class="infografia" width="100%" height="800px" src="http://servicios.lasprovincias.es/infografias/2018/04/victimas-acoso/index.html"></iframe></div>

Así funciona el 'grooming' o 'cibergrooming', denominación anglosajonas del acoso sexual en internet, una realidad cada día más presente tanto en España como en la Comunitat Valenciana. Una respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia arroja luz sobre un problema que salpica, especialmente, a los menores de edad, colocándolos en un laberinto con difícil salida que afecta a su intimidad y puede acarrear gravísimas secuelas psicológicas. Incluso terminar con abuso sexual o violación.

Los pedófilos utilizan perfiles falsos y se ganan la confianza de las víctimas tanteando sus aficiones

Según el Gobierno, el año pasado se contabilizaron 31 casos en la Comunitat frente a los 13 que había hace cinco años. Lo mismo sucede en toda España, que pasa de los 92 delitos conocidos por las Fuerzas de Seguridad en 2013 a los casi 400 que se denunciaron e investigaron el año pasado. Un peligroso 'in crescendo' que urge una reflexión y medidas educativas para frenarlo.

Margarita Cuasante Sánchez es jurista especialista en delincuencia en internet y protección de datos personales. Afirma que la clave en la prevención de estos delitos «es la cautela». «El menor no debe dar por verdadero nunca lo que le cuente un sujeto con el que no tiene ningún enlace físico ni posibilidad de cerciorar su identidad», alerta.

Según advierte la especialista, «los delincuentes generan un entorno de confianza y empatía, utilizando imágenes descargadas de perfiles atractivos de otros menores que irán enviando a la víctima en el desarrollo de sus conversaciones según sean sus intereses». Por ejemplo, «si es muy deportista empleará imágenes en que se vea al sujeto del perfil del que se sirve practicando una actividad física». A su vez, «irá buscando cada vez mayor cercanía emocional, todo centrado en el objetivo sexual».

400 adolescentes de menos de 16 años sufrieron el año pasado 'grooming' en España

Paralelamente, los progenitores no pueden abandonar a sus hijos en tardes interminables frente al portátil de su cuarto sin saber qué hacen. O darles 'smartphone' a edades casi preadolescentes. El deber de vigilar dimana directamente del Código Civil y el ejercicio de la patria potestad. Para Cuasante, «se ha de educar al menor en la vigilancia y conversar con ellos sobre las diferentes situaciones que pueden vivir en el entorno digital».

A partir de 13 años

España va a adoptar los 13 años como edad mínima para que un menor dé su consentimiento en el tratamiento de sus datos personales en el uso de aplicaciones y otros servicios de la sociedad de la información. Por tanto, antes de esa edad, en teoría, no debería disponer de red social.

Según la experta, esta edad podría ser orientativa sobre el momento razonable para usar una red o tener móvil. Pero siempre «sin dejación en la vigilancia de padres o tutores». Y, por supuesto, «si se considera que es especialmente inmaduro, incauto o errático pese a tener 13 años, tampoco será conveniente que reciba el teléfono móvil».

¿Qué hay que controlar? Cuasante lo tiene claro: los padres «deben estar al tanto de las diferentes redes sociales usadas por sus hijos y la actividad que realizan, siendo amigos o contactos suyos». El beneficio es doble: «Los menores pueden así emplear las herramientas que les son genuinas como nativos digitales, pero con la mirada experimentada de un mayor».

El jefe de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía, Juan Carlos Casas, coincide con estos planteamientos. Además, alertó en un seminario de la imposibilidad de eliminar una imagen o vídeo sexual una vez comienza a circular por internet. El daño es imborrable.

Casos recientes

En un hotel de Valencia

La Policía Nacional detuvo hace sólo una semana a un presunto pedófilo que se citó en Valencia con un menor de 14 años al que conoció a través de una aplicación de contactos por internet. Desde Zaragoza, el sospechoso de 29 años se ganó su confianza, quedó con él, le invitó a cenar y al cine y finalmente abusó presuntamente de él en la habitación de un hotel.

Juicio por violación

El martes arrancó en Alicante el juicio a un hombre acusado de violar a una adolescente de 14 años al que había conocido por internet. Según la acusación, en septiembre de 2016 concertó con él una cita a través de una aplicación para telefonía móvil. La Fiscalía solicita 12 años de cárcel para el acusado, que alegó que las relaciones fueron consentidas y que no sabía que era mayor de edad.

Dos hermanos

La Guardia Civil detuvo hace dos semanas en Torrevieja a dos hermanos de 24 años por amenazar a niñas de entre 10 y 12 años para lograr sus fotos intimas por internet. Un padre revisó el móvil de su hija, que ya poseía pese a su corta edad, y descubrió los hechos. Los sospechosos amedrentaban a sus víctimas bajo la amenaza de difundir en internet fotos de otras menores desnudas que habían logrado pero diciendo que eran ellas. El precio que imponían por no hacerlo era que la víctima enviara imágenes íntimas, desnuda y en posiciones eróticas. Ante el temor, dos de las acosadas accedieron a la petición de los pedófilos.

Fotos

Vídeos