Abierto expediente por falta grave con sanción de 10.000€ al médico de La Ribera que hizo pruebas a niños sin autorizar

Abierto expediente por falta grave con sanción de 10.000€ al médico de La Ribera que hizo pruebas a niños sin autorizar

Se habían realizado pruebas a 19 pacientes menores de tres años durante los años 2014,2015 y 2016 mientras estaban sedados

EUROPA PRESS

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, ha explicado este miércoles que la dirección territorial de Valencia ha iniciado un expediente sancionador, calificando los hechos como falta grave y con una sanción de 10.000 euros, al médico que hizo pruebas a 19 niños sin autorización de las familias y aprovechando la sedación obligada por otras pruebas que sí les habían sido prescritas a los menores. Este expediente se encuentra en fase de alegaciones.

En una respuesta en el pleno de las Corts, Carmen Montón ha explicado que este caso es "una mala praxis y un abuso de confianza silenciado por la gerencia de La Ribera, cuya única reacción fue amonestar al jefe de servicio denunciante de los hechos".

Ha indicado que la obligación de Sanidad es "velar por los derechos sanitarios de las personas" y especialmente en el caso de los menores, por lo que también ha ofrecido por escrito a los padres de los niños afectados la información y se ha puesto a su disposición, ha verificado que el cese de estas pruebas y ha puesto los hechos en conocimiento de Fiscalía. "Son hechos que en ningún caso pueden producirse en el ámbito sanitario", ha insistido.

Según ha recordado, Sanidad recibió la denuncia del sindicato médico SIMAP, que alertaba de la ejecución de pruebas de carácter experimental y fuera de ensayos clínicos y sin autorización de los padres a menores de 3 años. La Alta Inspección verificó los registros asistenciales y confirmó que se habían realizado pruebas a 19 pacientes menores de tres años durante los años 2014,2015 y 2016 mientras estaban sedados para realizarles pruebas diagnósticas prescritas por pediatría.

Las pruebas consistieron en la estimulación de distintos nervios "sin indicación médica, sin justificación clínica y sin beneficio para el paciente", y tampoco constaban en la historia clínica de los menores, ha dicho Montón.

La diputada de Compromís Isaura Navarro, que ha formulado la pregunta, ha señalado que este caso ha salido a la luz porque el Consell "no es amiguito del alma de Ribera Salud" y ha facilitado la información, y ha lamentado que el "hospital de referencia del PP" haya utilizado a menores "como cobayas".

"Lo que ha pasado es muy grave porque se ha utilizado la confianza de las personas que dejan allí a sus hijos, les han utilizado para pruebas innecesarias bajo sedación", ha remarcado la diputada, que ha indicado que este es "un ejemplo más" que evidencia la necesidad de "acabar con este modelo a puerta cerrada".

Fotos

Vídeos