Más de 470.000 valencianos dejan las compras navideñas para el último día

Compras navideñas en Valencia./Jesús Signes
Compras navideñas en Valencia. / Jesús Signes

Un 13% reconoce tener el regalo el mismo día y un 22% se hace con él la última semana

Jaume Lita
JAUME LITA

¿Qué se esconde detrás de la procrastinación? En 2016 fue la palabra más buscada en el diccionario de la Real Academia Española pero, sin saberlo, está detrás de muchas de las actitudes del día a día. La procrastinación hace referencia a posponer por desidia o dejadez para llevar a cabo otra más placentera. La Comunitat Valenciana aparece al final del informe confeccionado por la División de Hogar de Línea Directa Aseguradora entre los menos procrastinadores, pero aún así casi medio millones de valencianos dejan las compras navideñas incluso para el mismo 24 de diciembre o cinco de enero, mientras un 22% reconoce hacerse con el regalo buscado en la última semana.

¿En qué procrastinamos más los valencianos? El tema más recurrente para aplazar nuestras actividades son los propósitos de Año Nuevo. Es decir, retrasamos por voluntad propia al empezar el año hacer ejercicio, empezar una dieta y ahorrar. En esta etapa es cuando más procrastinamos, dado que casi medio millón de valencianos deja la compra de regalos de Papá Noel o Reyes Magos para el mismo 24 de diciembre y 5 de enero, mientras que casi 800.000 valencianos entre 18 y 75 años se deciden en la última semana.

Pero durante el año también procrastinamos. Las tareas que más se posponen en casa son el bricolaje y las tareas del hogar, así como pedir cita al médico, gestionar los servicios de la casa, cambio de ropa en el armario para cada temporada, limpiar el horno o el microondas, planchar, organizar la nevera y limpiar el baño. Posponemos incluso cuestiones personales como cortarse el pelo y afeitarse o depilarse.

¿Por qué procrastinamos? En un 44% de las ocasiones lo hacemos por pereza, mientras que en un 43% se hace por falta de tiempo o por preferir ocupar el tiempo con actividades más placenteras o irrelevantes como jugar con videojuegos, mirar la televisión o estar pendiente de aplicaciones móviles de mensajería.

Más de un millón de valencianos reconocen ser procrastinos en demasiadas ocasiones y de todos ellos un 2% dice ser procrastino de forma crónica llegando a realizar sus obligaciones incluso fuera de plazo. Esta actitud ante ciertas obligaciones del día a día conlleva sentimiento de culpa, estrés por acumulación posterior de tareas y un 21% reconoce acabar esta situación con enfados con personas cercanas.

Pese a estos datos, la Comunitat Valenciana se encuentra entre las autonomías con menos procrastinadores. Aragoneses, murcianos y madrileños se encuentran entre los que más posponen sus actividades diarias, mientras que andaluces, navarros y valencianos son los que menos aplazan estas situaciones u obligaciones que se deben atender.

Fotos

Vídeos